thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 3 de noviembre de 2012
  • • 09:00
  • • Estadio La Rosaleda, Málaga
  • Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes
  • • Espectadores: 28000
1
F
2

Málaga 1-2 Rayo Vallecano: Piti enfría La Rosaleda

Málaga 1-2 Rayo Vallecano: Piti enfría La Rosaleda

Getty Images

Dos goles del atacante rayista, asistido por un descomunal Leo Baptistao, dan la victoria a los madrileños

Los más de 20.000 espectadores que aguantaron una tarde de nubes, agua y sol, terminaron enfadados
con sus jugadores, que desarrollaron uno de los peores partidos de la etapa Pellegrini. No le salió nada al Málaga y se veía claro desde el primer momento. Los rayistas saltaron al campo más concentrados y tocando el balón ante un desconcertado Málaga que con nervios no atinaba a tocar el balón, su especialidad. Tras un aviso en el minuto cinco, el 0-1 no sorpendió a nadie cuando a los once minutos una excelente jugada del brasileño Leo Baptistao sirvió para una asistencia a Piti, que solo, marcó a placer.

Todos confiaban en una remontada y en un cambio de actitud en los locales, pero no fue así. El equipo jugó en esta primera parte a ráfagas, pero con errores en defensa y sin control del mediocampo, lo que no propiciaba balones a los atacantes. Pese a todo, en jugadas aisladas pudo llegar el empate con disparos de Isco y Joaquín que desviaron un defensa y Cobeño, respectivamente.

Pellegrini, al que se le vio enfadado en el banquillo por el juego de los suyos, sacó a Roque Santa Cruz al campo quitando a Iturra y buscando más potencial en ataque. Pronto llegó la igualada. A los cuarentayocho minutos, una falta sacada por Joaquín fue rematada de cabeza por Demichelis entrando el esférico tras dar en el palo. Tras el 1-1 se barruntaba la remontada en el campo, pero no fue así. El Rayo no se descompuso y en vez de echarse atrás descaradamente para firmar el empate tomó la iniciativa en el juego. Piti ya avisó con un chut que rozó el poste y a la segunda llegó el 1-2. Otro jugadón de Baptistao dentro del área con asistencia a Piti, que al borde controló y marcó de disparo raso. La zaga local poco menos que estuvo de privilegiado espectador en la acción.

Aunque el técnico local intentó cambiar la dinámica con un doble cambio (Duda y Buonanotte) las cosas no cambiaron. No era la tarde del Málaga y los vallecanos controlaron muy bien la situación. Apenas Cobeño recibió peligro salvo un disparo raso de Buonanotte que desvió el exportero del Sevilla. Lo dicho, un día donde nada le salió al Málaga. Ni siquiera las acciones individuales de sus estrellas Isco y Joaquín. En cambio, un serio Rayo se llevó tres puntos muy valiosos para sus objetivos después de la mala semana de derrotas en Liga y Copa del Rey.

Artículos relacionados