thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 7 de abril de 2013
  • • 07:30
  • • Anfield, Liverpool
  • Árbitro: A. Taylor
  • • Espectadores: 45007
0
F
0

Liverpool dominó sin suerte ante West Ham y se aleja de Europa

Liverpool dominó sin suerte ante West Ham y se aleja de Europa

Getty Images

Nunca tantas ocasiones dieron tan pocos frutos. Los Reds casi se despiden de sus objetivos internacionales por culpa de unos Hammers que consiguen un punto con sabor a victoria.

Con un minuto de silencio en honor a las 96 víctimas de Hillsborough empezó en Liverpool un partido predestinado al disfrute de la hinchada ‘red’ en un día tan señalado con el aniversario de la tragedia el próximo 15 de abril. Todo lo respetuoso que estuvieron los hinchas de uno y otro equipo – deberíamos tomar nota en otros países – se evaporó apenas arrancó el partido, y como debe ser, Anfield se volcó con sus canciones y bufandas al viento.

Quizá por la emotividad del momento, quizá por las sensaciones de la última remontada en liga, los ‘reds’ tenía una única consigna: ganar. Y no se conformaban con los tres puntos, el mensaje era dominar cada uno de los noventa minutos del encuentro. Stewart Downing y Philippe Coutinho serían los escuderos de Luis Suárez. Coutinho tiene todo el derecho moral y futbolístico para estar ahí, pues su número de asistencias de gol y presencia en ataque es incuestionable. Stuart Downing aunque voluntarioso no acaba de convencer y la mala suerte se cebó retirándose lesionado a los 25 minutos de juego, entrando así un Sturridge que parece haber perdido la confianza de Rodgers.

El joven técnico del Liverpool debió de romper la hoja de ruta en el descanso porque no había dado resultados. Dominaban y tiraban más (de hecho el West Ham no tiró entre los postes ni una sola vez) pero el balón acababa en la red por el lado equivocado. Y en el complemento, el ataque frenético se duplicó. Pero sin goles.

El West Ham se metió atrás y como gato panza arriba se defendía y arañaba minutos librándose de cada embestida local. Incluso le daba para contraatacar pero tampoco conseguían acertar y cuando lo hicieron Lucas Leiva se vistió de superhéroe sacando un balón a Reina bajo el arco. El partido era todo apuro, marcado por las imprecisiones de la urgencia, la ansiedad y los nervios.

Así pues acabó el partido con un increíble empate a cero. Difícilmente un equipo puede buscar el gol de forma más descarada sin sacar rédito a los esfuerzos empleados. El West Ham sin embargo sabe que si merecía algo era una goleada, así que un rácano empate a cero fue un premio monumental. Todo un éxito para un equipo que venía de perder muchos partidos seguidos. Al Liverpool por su parte no se le puede pedir más actitud, pero sí más precisión, y es que así no van a salir de las islas el año que viene.

Artículos relacionados