thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 10 de marzo de 2013
  • • 10:00
  • • Anfield, Liverpool
  • Árbitro: M. Oliver
  • • Espectadores: 44752
3
F
2

Liverpool 3-2 Tottenham: Anfield sigue soñando con Europa

Liverpool 3-2 Tottenham: Anfield sigue soñando con Europa

Getty Images

Ambos conjuntos pudieron ganar un encuentro marcado por los desaciertos defensivos. Luis Suárez marcó y provocó un penalti, Gareth Bale no estuvo a su mejor nivel

Todas las aspiraciones de Europa pasaban de nuevo por Anfield y ante un rival imponente. Sólo el líder destacado está más en forma que ellos, que no han perdido desde diciembre en Premier League. Así pues el mejorado estilo de juego local se la jugaba en un examen eliminatorio. Si salían bien de este choque, podrían seguir soñando, si no, habría que claudicar definitivamente.

El partido comenzó con un Liverpool titubeante al cual sometía con facilidad los Spurs. El equipo de André Villas-Boas se hacía con el balón y creaba peligro con un veloz Gareth Bale y un excelente Dembele. Los Reds no conseguían realizar su juego, sólo creaban peligro con un par de pases largos más propias de otra época que del “estilo Rodgers” actual. Progresivamente la paciencia se instauraba en los locales que se iban haciendo con el balón. José Enrique en un “tuya-mía” con Coutinho, atravesó las líneas enemigas dejando un balón en el único sitio inaccesible para la defensa Spur. En ese mismo lugar, como un depredador que huele la sangre de su víctima, se desmarcó Suarez para conseguir abrir el marcador con un toque sutil y preciso.

Los Spurs estaban fuera del partido, pero la kriptonita liverpudlian conjuga dos ideas. La primera, precipitarse y querer llegar al área antes incluso que el balón. La segunda, disputar una guerra subterránea donde el uruguayo se siente casi incitado a participar, y que inevitablemente le lleva a estar menos centrado en jugar y más en provocar y ser provocado. Esto último es lo que sucedió en el final de la primera parte con un cómplice Gerrard muy acelerado y un Gareth Bale que sacó provecho del despiste para asistir a Jan Vertonghen, el cual remató de cabeza inapelablemente el empate a la red.

No tardaría en llegar otro gol del Tottenham en un balón dividido en el corazón del área que la defensa del Liverpool no acertó a despejar. Quiso la diosa fortuna premiar a Vergonghen con su segundo destrozando los ánimos de los chicos de Rodgers. Con el Liverpool noqueado fueron los de Vilas-Boas los que llevaron el peso del partido. Tanto que fueron ellos mismos quienes resucitaron a los locales. Una salida a por tabaco de Lloris dejó a Downing solo, consiguiendo empatar un partido que parecía premiar con goles al que menos lo merecía en cada ocasión.

La intensidad no bajó y hacía presagiar que habría al menos otro gol. En un penalti claro sobre Suárez, creado por los propios jugadores del Tottenham en un error tras otro, Steve Gerrard rubricó una remontada final que deja con la ilusión dibujada en Anfield y la cara de haber tirado el partido en los de Vilas-Boas.

Artículos relacionados