thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 7 de octubre de 2012
  • • 05:00
  • • Estadio Ciudad de Valencia, Valencia
  • Árbitro: Carlos Del Cerro Grande
  • • Espectadores: 13000
1
F
0

Liga BBVA: Levante 1-0 Valencia, Martins da la victoria a los hombres de JIM

Liga BBVA: Levante 1-0 Valencia, Martins da la victoria a los hombres de JIM

Facebook Oficial Levante UD

Un gol del delantero nigeriano fue bastante para que los granotas consiguieran los tres puntos. El Valencia no tuvo la efectividad necesaria y sigue sin ganar lejos de Mestalla

Derbi valenciano en el que se juntaron el hambre con las ganas de comer. Un Levante que ha puntuado en todos sus partidos como local recibía a un Valencia que solo ha arrancado un empate como visitante. El guión estaba escrito y se cumplió minuto a minuto. Los ches monopolizaron la posesión de balón, mientras que el Levante sólo necesitó un gol de Martins para conseguir tres puntos que le mantienen en la zona tranquila de la tabla. 

Está muy claro que los hombres de JIM no quieren el balón más de lo necesario. Ellos aguantan atrás, colocados, manteniendo el orden y cuando se hacen con el cuero salen como flechas, disparados hacia el campo contrario como si no hubiera mañana. Y lo hacen así porque tienen al jugador perfecto para esa forma de jugar, Martins. El nigeriano observa el partido y no interviene más de lo necesario, pero cuando lo hace siempre lleva peligro. 

Así se pasó la primera parte, el Valencia tocaba, tenía la posesión, llegaba por bandas, tiraba desmarques... pero no tenía gol. Jonas, Soldado o Tino Costa, todos se estrellaban contra Munúa o contra la defensa granota. El Levante tenía diez hombres por detrás del balón y uno que observaba atento, esperando su oportunidad. 

Y la oportunidad llegó a los 20 minutos de partido cuando Munúa sacó de volea para que Martins empezase a correr. Autopista de los centrales del Valencia, el velocista nigeriano controló de pecho y fusiló a Guaita, que no se podía creer que su única intervención fuera para sacar el balón de dentro de su portería. Juego directo, sin especular pero sin perdonar nada, del portero al punta y 1-0. 

Después del gol, el Levante se reafirmó en su filosofía de juego, marcar un gol y rentabilizarlo. Propuso un fútbol sucio durante el resto del partido, una forma de jugar que hombres como Munúa, Ballesteros o Juanfran saben utilizar de maravilla. Los hombre de JIM, curtidos en mil batallas, entendieron cual era el partido y se dedicaron a controlarlo para amarrar la victoria. 

Los cambios, protestas y parones terminaron con el partido sin que el Levante sufriera en exceso a pesar de perdonar la sentencia. Así, los de Pellegrino no consiguen encontrar el juego que les de los puntos que pretenden y el Levante sigue sumando en todos sus partidos como local.

Artículos relacionados