thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 11 de noviembre de 2012
  • • 14:30
  • • Estadio Ciudad de Valencia, Valencia
  • Árbitro: César Muñiz Fernández
  • • Espectadores: 20805
1
F
2

Álvaro Morata salva a Mourinho y evita el naufragio blanco

Álvaro Morata salva a Mourinho y evita el naufragio blanco

Getty

Un gol del canterano en los minutos finales da la victoria al equipo de José Mourinho, que por fin consigue ganar en el Ciutat de Valencia

Gracias a Álvaro Morata el Madrid pudo sacar los tres puntos en el Ciutat de Valencia. Llegó el equipo de Mourinho a un campo maldito, en el que el técnico portugués no había ganado nunca y en el que Cristiano Ronaldo no había marcado. Pues con el 1-2 mató dos pájaros de un tiro y lo hizo en los minutos finales gracias a un valor salido de la cantera madridista, Morata aprovechó su oportunidad y salvó los muebles de un Madrid que veía la liga escaparse.

Se presentaron los dos equipos en un Ciutat de Valencia impracticable. La lluvia caída a lo largo del día en Valencia proponía un partido para valientes, de dejarse todo sobre el terreno de juego. Y así lo entendieron los protagonistas, que desde el minuto uno comenzaron a disputar una batalla sobre la piscina en la que se había convertido el césped.

Por si las condiciones meteorológicas no eran suficientes, el Levante subió el nivel de la batalla con la agresividad de sus jugadores. Desde el centro de la zaga los granotas quisieron marcar su territorio y los delanteros blancos probaron en sus carnes esa dureza. Cristiano Ronaldo tuvo que ser atendido por un codazo de David Navarro que le abrió la ceja y después fue Ballesteros el que dejó su sello en la cabeza de Callejón. Con estos recursos, el Levante comenzó a rondar la portería de Casillas pero no consiguió inquietar demasiado y a los veinte minutos se vio por detrás en el marcador.

Fue Cristiano Ronaldo el encargado de abrir la lata aprovechándose de un error en la principal fortaleza levantinista, su defensa. En una falta perpendicular al área la zaga granota dejó libre al portugués, que cazó un rechace y fusiló a placer a Munúa. Tras esta acción el Real Madrid se hizo dueño y señor del partido, sin sufrir en defensa y con oportunidades en ataque, sobre todo en los minutos iniciales del segundo tiempo.

A la vuelta de vestuarios, con Cristiano Ronaldo en el banquillo por la brecha de su ceja, el equipo de Mourinho tuvo todo de cara para matar el encuentro. Pepe mandó un cabezazo al larguero, igual suerte corrió Ramos y otro que falló fue Di María. Sin embargo, en fútbol el que mucho perdona lo acaba pagando y el Levante, sin apenas llegar a la portería de Casillas, consiguió empatar gracias a Ángel. Las cosas se ponían feas para los blancos, más aún cuando Xabi Alonso falló un dudoso penalti provocado por Callejón. Y peor podría haber sido si Juanlu no hubiera fallado un mano a mano con Casilla a 15 minutos del final.

Pero el final es conocido por todos y después de mucho perdonar, el Madrid encontró un premio merecido gracias a la cabeza de Morata. El chaval se convirtió en el hombre más feliz del mundo después de mandar a la red una falta lateral colgada por Xabi Alonso. Curioso que el Madrid ganara donde más sufre, en los balones aéreos, y más curioso que ganara gracias a la cantera. Porque si das oportunidades a los niños de La Fábrica, éstos responden y demuestran que realmente son válidos.

Artículos relacionados