thumbnail Hola,
En vivo

Clasificación Mundial Europa

  • 22 de marzo de 2013
  • • 12:00
  • • Astana Arena, Astana
  • Árbitro: A. Kakos
  • • Espectadores: 30000
0
F
3

Schweinsteiger, Götze y Müller firman el paseo en Astana

Schweinsteiger, Götze y Müller firman el paseo en Astana

Getty Images

Un relajado equipo germano resolvió en un par de minutos el encuentro para después, sorprendentemente, ceder terreno y dominio a los locales.

Joachim Löw no quería sorpresas en su visita al césped sintético del Astana Arena y por ello planteó un dibujo atrevido, con un 4-2-3-1, en el que los cuatro hombres de ataque podían asumir la responsabilidad rematadora aunque ninguno fuera un '9' puro. El rival, sin ninguna estrella relevante en el mundo futbolístico, invitaba a las probaturas.

El choque comenzó del modo esperado con la zaga local actuando como la formación defensiva de un equipo de handball, cerrando espacios. La paciencia hacía que Alemania moviera la pelota hasta encontrar el hueco, con parsimonia, una circulación constante alrededor del arco de Andrei Sidelnikov. La lesión de Draxler, a los 16', permitió la entrada de Podoloski en la cancha. Cambio de planes.

Coincidencia o no, con un delantero puro en el once germano caía el muro kazajo, a los 20', gracias a una gran maniobra de Schweinsteiger en el área chica que terminaba en las redes para repetir acción Götze, acto seguido, al aprovechar un descalabro en la resquebrajada defensa local que parecía rota desde el primer gol. Con dos tantos de ventaja en el electrónico llegaba la calma al partido. La Mannschaft parecía conformarse con la ventaja fabricada en apenas dos minutos y un par de fogonazos. La pelota pasaba de un jugador a otro sin crear excesivo peligro, con tranquilidad, dominando y durmiendo el choque, teniendo clemencia de Kazajistán.

El segundo acto tuvo una cara algo distinta, el cuadro local salió más agresivo e incluso animándose a disparar, por primera vez, a puerta. Los kazajos estaban creciendo en presencia y confianza, estirando sus líneas ante un indulgente conjunto teutón que parecía dormido, afectado quizás por el 'jet-lag' de esta zona del continente -5 horas de diferencia respecto a Berlín-  y que despertó con el sonido del larguero cuando Konysbaev golpeaba la madera.

Un ataque de orgullo de Özil y Müller llevaba el tercero al marcador a los 74'. Un resultado más acorde a lo esperado por la tricampeona del mundo que quiere sellar su clasificación a Brasil lo antes posible. La próxima cita será en Núremberg, de nuevo ante Kazajistán.

Artículos relacionados