thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 21 de abril de 2013
  • • 18:15
  • • Estadio Malvinas Argentinas, Mendoza, Provincia de Mendoza
  • Árbitro: N. Pitana
1
F
2

Para seguir prendido

Para seguir prendido

Godoy Cruz - River Torneo Final 2013

River se sacó de encima un partido durísimo y vuelve de Mendoza con los tres puntos, después de superar 2 a 1 a Godoy Cruz con goles de Lanzini de penal y de Balanta.

River viajaba a Mendoza para afrontar uno de los famosos partidos "bisagra". Se encontraba con Godoy Cruz, otro de los equipos que querían prenderse en la pelea de arriba, sabiendo de la victoria de Newell´s y esperando por Lanús. Y salió más firme que nunca, consiguiendo el triunfo 2 a 1 que lo posiciona tercero en la tabla.

Los de Ramón Díaz venían de un empate como local ante Arsenal, lo cual duplicaba la necesidad del triunfo, mientras que el Tomba también había igualado ante Estudiantes como visitante. Fue el local quien arrancó con mayor ímpetu, rápidamente exigiendo a Barovero con el desequilibrio que generaba Facundo Castillón.

El Millonario no había hecho demasiado hasta que se encontró con un favor de Néstor Pitana, que consideró dentro del área una falta a Carlos Luna, que efectivamente había sido antes de la línea del área grande, sancionando el penal que Manuel Lanzini transformó en gol ejecutándolo a la derecha de Ibáñez.

El Tomba sintió el gol y rápidamente buscó recuperarse. Y lo encontró cuando el Mago Ramírez dejó solo a Castillón, quien rompió con el achique y definió en el mano a mano contra el arquero de la visita. El empate era justo y pudo irse al descanso ganando el conjunto mendocino, pero los remates desde afuera se fueron desviados.

El segundo tiempo comenzó de la misma forma que cerró el primero, con Godoy Cruz manejando la pelota y acercándose al arco de River, que aprovechó el otro grosero error de la noche para sacar la ventaja definitiva: centro de Sánchez, fallo de Ibáñez en la salida y Álvarez Balanta empujándola para el 2 a 1.

El segundo tanto si fue un golpe del cual los mendocinos no se pudieron recuperar, desesperándose en la búsqueda de la igualdad y permitiendo que el Millonario monopolice la pelota y juegue lejos de su arco. Pudo extender la diferencia Lanzini, pero Ibáñez le tapó su remate cuando estaban cara a cara. Del otro lado, centros que no eran empujados al arco y poco más como consecuencia de las pocas ideas.

Sobre el final, la nota negativa la dio Carlos Luna, viendo la roja infantilmente por golpear a Sigali. Sin embargo, el final del partido significó el desahogo de Ramón Díaz y sus dirigidos, que quedaron a dos puntos de Newell´s y ahora esperan por lo que haga el Granate.

Artículos relacionados