thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 7 de diciembre de 2012
  • • 14:30
  • • Estadi Cornellà-El Prat, Cornella de Llobregat
  • Árbitro: César Muñiz Fernández
  • • Espectadores: 16712
2
F
2

Espanyol 2-2 Sevilla: Negredo amarga en el 91 a los de Javier Aguirre

Espanyol 2-2 Sevilla: Negredo amarga en el 91 a los de Javier Aguirre

getty

Parecíaa que los pericos se iban a llevar el partido, pero un gol del ariete español de cabeza puso el empate en el marcador

Hoy se jugaba el partido inaugural de esta jornada de la Liga BBVA entre el Espanyol y el Sevilla en Cornellá-El Prat, pero el gran protagonista del partido no han sido los dos equipos, sino el árbitro, Muñiz Fernández que hoy ha tomado varias decisiones que han perjudicado a ambos, primero con un penalti mal pitado y luego con una expulsión que no lo era.

El partido empezó puntual a las 21:30 y el control inicial del partido era del Sevilla, llegando a tener un 75% de posesión, ante un Espanyol que se defendía lo mejor que podía. Con este dominio las ocasiones no tardarían en llegar y en el minuto 5 los sevillanos ya habían tenido dos para adelantarse. La primera de Navas, que no llegó a un pase al hueco por centímetros, y otra de Fazio, que hizo un disparo potentísimo que Cristian Álvarez logro despejar.  El control del Sevilla era total pero el Espanyol en un pase largo a Verdú se encontró con un penalti a su favor después de que Fernando Navarro tirara al suelo al catalán dentro del área. El mismo Verdú quiso coger la responsabilidad y con mucha sangre fría marcaba el penalti a lo 'panenka' en el minuto 11.

A pesar del gol de los pericos, el partido seguía igual, el Sevilla controlaba y el Espanyol se defendía, pero las ocasiones del equipo de Míchel no eran claras hasta que en el minuto 22 Muñiz Fernández tomo la primera decisión seguramente incorrecta del partido, un penalti de Stuani a Kondogbia que no lo era, pero Rakitic cogió el balón y lo metió dentro de las redes.

El partido se empataba y la afición perica silbaba al árbitro. Después de este gol el Espanyol empezó a buscar la pelota pero con Kondogbia de pivote, los pericos no eran capaces de crear mucho peligro, hasta que llegados al minuto 38, Muñiz Fernández tomo al segunda decisión mala de la noche, una injusta expulsión a Reyes por sacar una falta antes de tiempo, pero la realidad es que el árbitro ya había pitado para que la falta se ejecutara y luego se fue a hablar con Colotto, el sevillano no lo vio, chutó y Muñiz Fernández le sacó la segunda tarjeta amarilla que le enviaba al túnel de vestuarios.

Después de esta mala decisión el partido se calentó bastante hasta que se pitó el final de la primera parte, unos primeros 45 minutos en los que se pitaron 23 faltas y se sacaron 6 tarjetas amarillas, demasiadas faltas pitados por el árbitro para favorecer el espectáculo. Llegaba el final de la primera parte y los jugadores enfilaban al vestuario con una sonora pitada de los aficionados presentes en el campo a Muñiz Fernández.

La segunda parte empezó de manera muy distinta a la primera, el Espanyol aprovechaba que el Sevilla jugaba con 10 para tener el control del balón y crear ocasiones, la primera un disparo de Wakaso des de lejos que Diego López consiguió atajar. El Sevilla intentaba adelantarse en contadas contras, pero la falta de Reyes se notaba mucho, hasta que en el minuto 60, Simao, que acababa de salir al campo, remató de cabeza un córner sacado por Wakaso y lograba batir al portero sevillano con un remate picado.

Con el gol que ponía al Espanyol por delante, los jugadores pericos empezaron a ceder el control del balón al Sevilla y se cerraron atrás para defender el resultado. Con el control de la pelota y la salida de Negredo al campo, el Sevilla empezó a crear peligro, una de las más claras un disparó potentísimo de Rakitic que Cristian Álvarez desvió con la pierna. Las ocasiones del Sevilla cada vez eran más claras pero Cristian Álvarez como podía lo sacaba todo, hasta que en el 90, Negredo de cabeza ponía el empate que era celebrado por el banquillo sevillano como una victoria.

Finalmente el partido acabó con un empate a priori justo. Los dos equipos aprovecharon los errores del contrario y el gran protagonista fue Muñiz Fernández. En el 90 el Espanyol se veía fuera del descenso momentáneamente, pero al final Negredo les vuelve a dejar una jornada más en esa zona.

Artículos relacionados