thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 3 de mayo de 2013
  • • 14:00
  • • Estadio de Balaídos, Vigo
  • Árbitro: Carlos Velasco Carballo
  • • Espectadores: 25000
1
F
1

Un punto que no soluciona nada

Un punto que no soluciona nada

Athletic Club

Celestes y rojiblancos siguen con la misma posición en la tabla tras el partido de Balaídos.

El partido vivido esta noche en Balaídos tuvo alternativas que en el caso del Athletic Club eran más peligrosas, y desaprovechadas. La mejor segunda mitad del Celta propició el empate. Un punto que sabe a poco, ni saca al Celta del descenso ni permite al Athletic olvidarse de la zona de descenso. Un descenso que nadie quiere ver pero que al final de temporada tendrá tres inquilinos.

Abel Resino había exigido a sus hombres durante la semana subir la intensidad del juego para doblegar al conjunto vasco. Un mensaje que cayó en saco roto y que fue transformado en un repliegue desordenado que permitía a los rojiblancos atacar con aperturas a bandas. Un testarazo al travsesaño de San José resumía la extraordinaria puesta en escena del once de Bielsa facilitada por la endeble defensa olívica y la parsimonia de su medular, incapaz de contener y permitiendo ser dominado. Las primeras noticias ofensivas del Celta llegaron de las botas de Iago Aspas y Álex López, casi a la media hora de juego.

Sendos disparos estimularon a los celestes, quienes empezaba a crecer en el partido, coincidiendo con un bajón en las acciones de los vizcaínos. Los saques de esquina de los gallegos eran el mejor argumento local pero las ilusiones se quebraron cuando una buena jugada colectiva de los bilbaínos culminaba con un pase de Aduriz a la espalda de los centrales que De Marcos aprovechaba para subir el primero al electrónico con una gran definición, de los goles llamados psicológicos porque llegaba antes del descanso.

El Celta saltó con otra cara en la segunda mitad, con más toque y profundidad a la vez que mayor carácter que no impedián para que Aduriz con un cabezazo hubiera cerrado el encuentro, evitado por Varas con una buena intervención. La madera volvía a aliarse con los gallegos para repeler un tiro de Ibai Gómez y Aduriz cerrara el cliclo de peligro vizcaíno con un inexplicable error a puerta vacía.

Las meigas y la suerte estaban con el Celta pero el gol seguía abandonando a los vigueses. La entrada de Mario Bermejo al césped era la respuesta del banquillo local. El cántabro contribuía con varios remates que se perdían en el limbo antes de que un desparecido Iago Aspas cruzara milimétricamente al palo largo para nivelar el choque a falta de 7 minutos.

El tramo final era un reflejo de los nervios de estas jornadas de Liga donde todos los clubes se juegan tanto. La ambición de los olívicos era algo mayor, por sus urgencias y por la inercia del empate. No hubo premio para ninguno. El reparto de puntos deja a ambos en el mismo puesto en la tabla, el Celta dentro del descenso y al Athletic a una corta distancia del abismo.

Relacionados