thumbnail Hola,
En vivo

UEFA Liga de Campeones

  • 9 de abril de 2013
  • • 13:45
  • • Signal-Iduna-Park, Dortmund
  • Árbitro: C. Thomson
  • • Espectadores: 65829
3
F
2

Borussia Dortmund ganó con resultado global 3 - 2

El Dortmund en dos minutos hizo lo que no pudo hacer en toda la serie

El Dortmund en dos minutos hizo lo que no pudo hacer en toda la serie

Bongarts

El equipo de Pellegrini lo tenía dominado aunque dos goles en dos minutos lo eliminaron de la Champions League.

El Dortmund, en esta Champions League, sueña, el Dortmund ríe, el Dortmund quiere competir con los grandes y compite con sus grandes armas futbolísticas, el Málaga sufre, el Málaga llora, el Málaga protesta, se agarra la cabeza y no quiere volver las repeticiones de un partido y una clasificación que la tenía en el bolsillo y la tuvo durante practicamente todo el partido.

La tuvo durante mucho tiempo porque en esa primera mitad no sufrió grandes embates del local, presionó bien en el medio de la cancha y con Demichelis como estandarte de su defensa no tuvo sobresaltos y cuando los tuvo, apareció la figura de Caballero que se hizo as bajo la noche alemana.

Fue Joaquín apenas empezado el partido el que aprovechó un remate desde afuera del área y batió a Weidenfeller que solo pudo estirarse y ver como se escapaban las chances de clasificación de su equipo a la siguiente fase de la Champions League.

De todos modos, Lewandowski y su equipo lejos estuvieron de darse por vencidos, ya que tras una gran jugada, dejó en el camino a Caballero y empujó solo hacia el gol, marcando el empate y la certeza que no le haría para nada sencillas las cosas al equipo español.

Y fue así, porque en el complemento apretó. Y fue así, porque en los segundos 45 minutos hizo figura a Caballero, pero el arquero se encargó de hacerse fuete, se encargó de ser el sostén de un equipo que si no fuera por el final se hubiese llevado una clasificación lógica sobre todo luego de adelantarse en el marcador gracias al gol de Eliseu, en clara posición adelantada tras pase de Julio Baptista.

Después de ese gol, el local siguió apretando aunque sin tanta frecuencia hasta que el minuto 91 Reus puso el empate y un minuto más tarde, sí, un minuto más tarde, Santana también adelantado puso el 3-2, el delirio, la decepsión visitante, la risa, el llanto, la mezcla de sensaciones y la certeza que el triunfo era injusto por la fuerza que había hecho el Málaga, aunque justo desde el dominio en el partido de ida y en las situaciones de la vuelta.

Un equipo alemán que pisa fuerte en la Champions y que tendrá que esperar el sorteo para determinar si sigue haciendo historia, si puede con los grandes y favoritos equipos del torneo más importante del viejo continente.

Artículos relacionados