thumbnail Hola,
En vivo

Bundesliga

  • 13 de abril de 2013
  • • 08:30
  • • Allianz-Arena, München
  • Árbitro: M. Weiner
  • • Espectadores: 71000
4
F
0

El Allianz celebró el título con otra goleada

El Allianz celebró el título con otra goleada

Bongarts

El equipo de Heynckes, próximo rival de los culés en semifinales de la Champions League, celebró el título de Bundesliga con una goleada ante su gente.

Cinco minutos le duró el Nürnberg al Bayern Múnich. Ni el cansancio acumulado después del partido del miércoles en Turín, ni las múltiples rotaciones planeadas por el entrenador alemán, ni una plácida y soleada tarde, mitigaron la goleada.

El Allianz Arena rindió homenaje a sus jugadores, recién proclamados campeones de la 50ª edición de la Bundesliga después de dos años de dominio del Dortmund, pero los honores apenas duraron hasta que Jerome Boateng abrió el marcador con una volea tras un rechazo en un saque de esquina. Fue el punto de partido de un paseo para los locales, lanzados durante toda la temporada e insaciables en su forma de devorar el campeonato alemán.

El Nürnberg se expuso a un nuevo Juicio, futbolísticamente tan cruel como el del año 1945. Esta vez no hubo víctimas, pero sí vencedores y vencidos. Más humillados que vencidos, incluso. Situados en la zona media de la clasificación, los chicos de Wiesinger llegaron a Múnich con los deberes hechos y ni se inmutaron ante la excelencia de juego bávara.

Descansaron en la tribuna Philipp Lahm y Bastien Schweinsteiger, también David Alaba, Manuel Neuer o Javi Martínez en el banco. Mario Mandzukic, máximo goleador del equipo, dejó su lugar en el once a Mario Gómez, que hizo el segundo de la tarde de brillante disparo cruzado. También fue de la partida Rafinha, que se anotó en el festival apenas mediada la primera parte. Con el 3-0 se llegó al descanso.

Pudo reducir la desventaja el Nürnberg en el primer minuto de la reanudación, pero Starke, hoy guardando la meta que acostumbra Neuer, adivinó el tiro penal. Al Bayern le sale todo. Hasta un córner sin aparente peligro, le llegó a Shakiri al pie en el segundo palo. Con tiempo para enganchar y ajustar el disparo, el suizo hizo el cuarto antes de dejar su lugar en el campo a Höjbjerg.

Con un once inédito, pero un estilo absolutamente reconocible, contó el Bayern los minutos para llegar al final del partido. Igual que cuenta los días para enfrentarse a un Barcelona lejos de su mejor versión, más pendiente mañana de reservar jugadores para la cita continental  -Messi, Iniesta, Busquets o Alba- que de seguir sumando en una Liga que ya tiene en el bolsillo.

Artículos relacionados