thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 6 de abril de 2013
  • • 14:00
  • • Camp Nou, Barcelona
  • Árbitro: César Muñiz Fernández
  • • Espectadores: 65127
5
F
0

Noche perfecta en Camp Nou

Noche perfecta en Camp Nou

Getty Images

Los azulgranas sacaron los tres puntos en el Camp Nou, donde lo que más destacó fue la reivindicación de Cesc Fabregas, Alexis Sánchez y el regreso de Eric Abidal.

Los suplentes fueron la apuesta de Tito Vilanova y Jordi Roura para enfrentar al Mallorca, en parte por necesidad debido a las bajas y por dar descanso a los que deberán ser titulares el miércoles ante el Paris Saint Germain. Pero Gregorio Manzano salió al Camp Nou con su mejor propuesta, urgido de tres puntos para intentar salirse de la zona del descenso. Con poca intensidad, pero con dominio blaugrana del partido comenzaron los primeros minutos, la portería de Aouate con mucho movimiento, pero sin recibir gol.

Tito Vilanova salió de su banquillo para dar instrucciones, lo mismo que Gregorio Manzano, un poco más nervioso. El gol llegó al minuto 20 gracias a un gran pase de Alexis Sánchez, desde la banda derecha y para su compañero Cesc Fabregas, quien jugando de nueve, recibió el esférico del chileno para rematar y abrir el marcador. Alexis asistente, pero también anotador, pasó apenas un minuto cuando el 'Niño Maravilla' se volvió a acercar al área, Fabregas había rematado en la portería de Aouate y en el rechace, el dorsal 9 aprovechó para no perdonar el arco del Mallorca y poner el 2-0.

Llegó el tercero de la noche, Cesc Fabregas y Alexis Sánchez haciendo una buena dupla, el chileno envió un buen balón cruzado al canterano y sin pensarlo estampó la pelota en el fondo del arco visitante, pero una vez más cuando aún el Camp Nou no se reponía de la celebración del 3-0, llegó Alexis para poner el 4-0, subiendo al área y recibió el balón de Cesc en la media luna del área, para acomodárselo y quitarse de encima ala defensa mallorquina y poner el 4-0 al minuto 38. El 'Niño maravilla' celebró en grande, con Eric Abidal, quien salió del banquillo y ambos se fundieron en un abrazo.

El calificativo de goleada es el que dio Cesc Fabregas al partido, cuando apenas iniciaba la segunda mitad del encuentro y recibió un balón filtrado al área por Andrés Iniesta y sin remordimientos el ex gunner anotó el quinto gol del partido, su hat-trick y su reivindicación con la afición culé que lo ha criticado duramente esta temporada. Gregorio Manzano hizo cambios: entraron Martí y Arizmendi por Nsue y Hemed, mientras que Tito Vilanova envió a Iniesta a descansar y dio minutos a Jonathan dos Santos, encontrándose en el terreno de juego con su hermano Gio, delantero del Mallorca. Gerard Deulofeu sustituyó a Cesc Fabregas quien salió del terreno de juego entre aplausos como hace mucho no escuchaba, pero el momento de mayor júbilo fue cuando Eric Abidal volvió a pisar la cancha, después de 14 meses de inactividad tras el trasplante de hígado al que fue sometido.

El Mallorca fue poco equipo para los azulgranas de Tito Vilanova que aún sin jugar con un equipo completamente titular, plantó cara para meter cinco goles. El encuentro terminó con sólo un jugador titular, Dani Alves y el 10 restante de azulgranas suplentes, muestra de que aún los que menos juegan pueden afrontar retos. Alexis Sánchez debió abandonar antes de lo previsto el encuentro, tras sentir algunas molestias, pero los culés ya no tenían problema en jugar con 10, la noche ya era dorada. Los goles pasaron a segundo término, Eric Abidal se llevó la noche, una noche que se recordará por siempre en las memorias.


Artículos relacionados