thumbnail Hola,
En vivo

Copa Libertadores

  • 27 de febrero de 2013
  • • 16:50
  • • Estadio Monumental Isidro Romero Carbo, Guayaquil
  • Árbitro: Leandro Pedro Vuaden
1
F
2

Boca encontró paz

Boca encontró paz

Barcelona SC - Boca Juniors

El equipo de Bianchi sumó sus primeros tres puntos en la Copa Libertadores. Ahora quedó a un punto de Nacional de Montevideo, su próximo rival.

Y llegó por fin el resultado tan ansiado. El que trajo tranquilidad, el que aleja las críticas. Boca ganó en Guayaquil con autoridad y se trajo las tres unidades que necesitaba para afrontar con otra mentalidad los próximos partidos del Grupo 1 de la Copa Libertadores. Sin embargo pasó momentos en los que aparecieron de nuevo las carencias de juego.

En la etapa inicial Boca intentó presionar a Barcelona pero cuidándose de no alejar demasiado la línea de volantes de la defensa, uno de los déficits de los últimos partidos. Más parado de contragolpe que buscando en campo rival Boca padeció la falta de un hombre que armara juego e hiciera el toque preciso en tres cuartos de cancha. En ese sentido Juan Manuel Martínez fue el más creativo de los dirigidos de Bianchi.

El local buscaba el toque preciso y la aceleración en los últimos metros, sin embargo le faltó velocidad a la hora de contragolpear, de modo que por lo general el xeneize tenía tiempo de rearmarse. Sin embargo la tarea de Paredes en la banda derecha, los desbordes de Arroyo y de Della Torre, y alguna combinación de Damián Díaz con Nahuelpan trajeron algunos sustos. Della Torre tuvo la primera oportunidad clara del partido a los veintidós minutos cuando maniobró con habilidad en el área grande y pateó al arco, pero su tiro salió desviado. Luego Arroyo casi aprovecha un pelotazo largo (principal recurso de Barcelona para ganar metros en vez de tocar desde el fondo) que tomó mal parada a la defensa de Boca, pero bajó la pelota con la mano y la jugada quedó invalidada. Y en tiempo de descuento una distracción de Claudio Pérez le permitió a Della Torre entrar con peligro al área y hacer una apilada que no terminó en gol porque su centro no encontró receptor.

Lo de Boca fue escaso. La única jugada realmente clara llegó a los cuarenta minutos. Viatri aprovechó una pelota dividida y tocó para el Burrito Martínez que picó al área solo, y en el mano a mano definió suave al segundo palo. La pelota salió apenas afuera, pero era sintomático que la jugada hubiese nacido de una desconcentración ecuatoriana más que de una acción clara del equipo argentino.


El segundo tiempo parecía tener una tónica similar, pero a los quince minutos en un contragolpe en el que por fin el ataque de Boca pudo encarar en igualdad numérica. La jugada terminó en un córner y El Burrito Martínez anticipó a todos y puso el 1 a 0 para los dirigidos por Bianchi. El golpe noqueó a Barcelona. En seguida llegó otra pelota parada, esta vez a causa de un foul cercano al área. El pelotazo cruzado superó a la defensa ecuatoriana y el Chiqui Pérez de cabeza aumentó la ventaja. A partir de ahí Boca administró con tranquilidad la ventaja. Apostó por algún contrataque aprovechando el necesario adelantamiento de Barcelona, mientras que el local se fue desdibujando. Perdió precisión y lo único que exhibió al igual que el primer tiempo fueron los arranques de Paredes, pero el lateral ecuatoriano se había quedado solo. Boca dispuso de algunas oportunidades más para redondear una goleada, pero a la delantera le faltó precisión en la puntada final. En el descuento llegó el gol de penal de Arroyo, pero ya era tarde para que la historia cambiara. En definitiva el xeneize justificó el resultado por lo hecho en el segundo tiempo.

Boca consiguió el resultado que le devuelve la paz. Está apenas un punto debajo de Nacional de Montevideo, su próximo rival, pero no debe confiarse. Un equipo que lo apure con más peso ofensivo puede traerle problemas a un equipo que a pesar de llevarse los tres puntos mostró que todavía está en formación y que tienen varios detalles defensivos para corregir.

Foto Prensa Boca Juniors.

Artículos relacionados