thumbnail Hola,
En vivo

Primera División

  • 30 de agosto de 2014
  • • 14:00
  • • Estadio Vicente Calderón, Madrid
  • Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias
  • • Espectadores: 48000
2
F
1

El trabajo del Cholo le dio la victoria al Atleti

El trabajo del Cholo le dio la victoria al Atleti

Getty Images

Dos goles de pelota parada de Miranda y Mandzukic le dieron la primera victoria de la temporada ante el sorprendente recién ascendido, Eibar.

El Calderón se preparaba para recibir el primer partido de esta nueva temporada y lo hacía en medio de una fiesta al recibir el título de campeón de la pasada Liga, y en un duelo inédito en la historia de la Liga. Atlético de Madrid recibió a un Eibar que llegaba con la moral bien arriba tras debutar en la máxima categoría con una merecida victoria y un empate sin goles en Vallecas, que pudo haber significado tres puntos por lo hecho en aquel partido.

Los Colchneros empezaron el partido algo fríos, sin encontrar el ritmo en el que se sienten más cómodos. Y gran parte de culpa la tenían los hombres de Garitano que apenas concedían espacios en zona defensiva. El partido transcurría por esos derroteros hasta que una jugada preparada del Cholo Simeone volvió a dar sus frutos a los locales. El córner enviado por Koke al primer palo lo cabeceó Miranda y lo mandó a la red, adelantándose a la zaga visitante. Una vez más la estrategia volvía a dar sus réditos.

Garitano se había encargado de recordar a sus jugadores durante los días previos de la intensidad de los hombres de Simeone en este tipo de acciones, pero parece que los suyos hicieron caso omiso porque apenas quince minutos después se repetía la historia. En este caso una falta tirada por Gabi para que Mandzukic mandase la pelota al fondo de la red ante la pasividad de los defensores de Eibar. Ese fue el primer gol liguero del croata, que ya había marcado en un partido oficial en casa en la vuelta de la Supercopa.

Demasiadas concesiones por parte de un recién ascendido que, a pesar de ello, no tiró la toalla y encontró el premio en el minuto 32 con un soberbio golazo de Abraham que dejó sin nada para hacer a Moyá. Recortaba distancias el equipo de Garitano, que se marchaba al descanso con muchas opciones de cara a la segunda mitad.

Los últimos cuarenta y cinco minutos arrancaron de la misma manera que los primeros. El Atleti intentando llevar el partido a terreno contrario pero encontrándose con un conjunto armero muy serio y muy incómodo para los de Simeone. No sufrían en exceso los locales pero tampoco eran capaces de generar gran peligro salvo en acciones a pelota parada. Una de ellas fue para Koke, que mandó su lanzamiento directo por encima de la meta de Irureta.

Los minutos trascurrían sin nada destacable sobre el terreno de juego. Las ocasiones llegaban con cuentagotas y los rojiblancos no parecían muy preocupados. No daba la sensación de que el Atlético fuera el campeón y Eibar un recién ascendido. De hecho eran los segundos los que más acariciaban el gol y arrancaban los tímidos pitos de la afición congregada en el Vicente Calderón.

El partido no mejoraba para los del Cholo que veían como estaba a punto de empatar en el tramo final Bóveda, pero su cabezazo se marchaba fuera por centímetros. Atleti comenzó a pedir la hora a falta de diez minutos para el final y Ángel volvía a perdonar. Erró Godín en el despeje y el delantero no acertó ante Moyá. Por fortuna para los de Simeone, Eibar no pudo conseguir la hazaña y los tres puntos se quedaron a orillas del Manzanares.

Relacionados