thumbnail Hola,
En vivo

Premier League

  • 4 de marzo de 2013
  • • 14:00
  • • Villa Park, Birmingham
  • Árbitro: M. Dean
  • • Espectadores: 33217
0
F
1

Un golazo de Tevez para mantener la distancia

Un golazo de Tevez para mantener la distancia

Getty Images

El equipo de Roberto Mancini se impuso por la mínima gracias al tanto del delantero argentino, y vuelve a colocarse a 12 unidades del líder, Manchester United.

Manchester City consiguió una importante victoria ante el Aston Villa, en un encuentro en el que se impuso la calidad técnica del equipo de Roberto Mancini. Una gran jugada individual de Carlos Tevez, que dejó a la defensa del equipo local en el piso dentro del área, culminó en el único gol del partido. Con este triunfo, el equipo citizen se mantiene a 12 puntos del Manchester United y sigue soñando con repetir la proeza del año pasado y arrebatar el título liguero a los Red Devils.

El partido comenzó con mucho ritmo por parte de ambos equipos, aunque la posesión los primeros minutos era para el Manchester City, pese a que no conseguía penetrar la muralla defensiva del Aston Villa. Con el paso de los minutos, el desarrollo del partido se fue equilibrando, y el conjunto local llegó a ejercer una asfixiante presión a un equipo que necesitaba la victoria. La primera ocasión fue para el Villa, con un remate forzado de Benteke. Casi de forma consecutiva, volvió a intentar el conjunto de Paul Lambert, gracias a un centro de Delph cabeceado por Weimann.

Por su parte, el equipo de Roberto Mancini apenas era incapaz de inquietar los dominios de Guzan, con un Tevez muy vigilado por los zagueros rivales. Tan solo un disparo con la zurda de Rodwell de frente al arco que se  fue por arriba del travesaño en los primeros diez minutos, fue la única chance para los visitantes.

Poco antes de la media hora llegó la primera ocasión clara del Aston Villa, que tras un saque de esquina, culminó en un remate de Benteke, despejado en la línea de gol por Tevez. Minutos después, un bombazo de Rodwell fue despejado con los puños por Guzan. En dicha acción, Rowdell sufrió una lesión muscular y debió ser sustituido por Dzeko. Sin apenas ocasiones en ataque, con un Silva muy desaparecido y poca creación en el centro del campo, unido a la asfixiante presión del Aston Villa, el equipo de Mancini se encontraba maniatado. Sin capacidad de conectar con sus atacantes, ni de dar el último pase, veía como pasaban los minutos y cumplida la media hora proseguía el empate sin goles en el marcador.

La pelota parada era la única arma de la que podía sacar rédito el actual campeón de la Premier League. El City no era capaz de hilvanar jugadas, pero cuando lo consiguió llegó la primera gran ocasión. Una enorme asistencia de Silva a Zabaleta acabó con un remate del argentino, que se estrelló en el palo derecho, previo a un toque de Guzan. Atajadas a Dzeko, Milner o al Apache convertían al arquero en el mejor del campo hasta el momento. Al filo del descanso llegó el que sería el único tanto del partido. El joven zaguero y capitán del equipo Clark se resbaló en el área y Dzeko aprovechó el regalo, asistió a Tévez y éste, después de dejar en el camino a un defensor y ekl arquero Guzan, marcó con el arco a disposición.

En la segunda parte, el City empezó a administrar la ventaja, y comenzaron a llegar las ocasiones. Los locales, por su parte, no conseguían acercarse a la meta defendida por Hart y nadaban a contracorriente y con el marcador en contra. Con más corazón que cabeza lo intentaban los de Lambert, pero el City, muy ordenado atrás y con un buen balance defensivo, apenas pasaba apuros atrás.

El City seguía insistiendo en busca del gol de la tranquilidad. En una gran jugada colectiva, Touré remató al poste derecho; Dzeko capturó el rebote y convirtió, pero la jugada ya estaba invalidada por fuera de juego. Con el paso de los minutos se iba desinflando el ímpetu de los locales, incapaces de inquietar a Hart y limitando sus ocasiones a disparos lejanos pero muy desviados. Por su parte, el equipo de Mancini también levantaba ligeramente el pie del acelerador y jugaba con la ansiedad de un conjunto que con la derrota se hundía más en el descenso.

Aún quedaría tiempo para la polémica, ya que a escasos cinco minutos para el final Benteke recibió el esférico en el área citizen y fue derribado por Nastasic. El delantero belga reclamó falta, pero el árbitro Dean, por fortuna para los de Mancini, no señaló falta. Al final, fue victoria de los de Mancini, que se resisten a que el Manchester United cante antes de tiempo y seguirán peleando hasta el final.

Artículos relacionados