thumbnail Hola,
En vivo

Campeonato Mundial Sub 17

  • 5 de noviembre de 2013
  • • 07:00
  • • Mohammed Bin Zayed Stadium, Abū ẓabī (Abu Dhabi)
  • Árbitro: G. Rocchi
  • • Espectadores: 5621
0
F
3

Mundial Sub 17: Argentina 0-3 México | Bye 'Pibes', somos finalistas

Mundial Sub 17: Argentina 0-3 México | Bye 'Pibes', somos finalistas

Getty

México está otra vez en una final de Copa del Mundo a nivel Sub 17. Con doblete de Iván Ochoa y otro tanto de Marco Granados, el Tri goleó 3-0 a Argentina.

Lo hicieron de nuevo. No hay barreras ni demonios a los 17 años para la selección mexicana que con dos títulos previos, debe ser imperativamente considerada como una potencia de la categoría.

El campeón vive y no muere. El pasado triste y bochornoso ante Argentina no tiene dimensión ante los guerreros aztecas que se han quitado el pasado encima para demostrar quién es quién.

La selección nacional Sub 17 está por segundo Mundial consecutivo en una final luego de derrotar clara y contundentemente a Argentina en las semifinales del torneo.

¿Sencillo? No, al menos en un inicio. Las cosas no pintaban sencillas para la selección de Raúl Gutiérrez, pues apenas a los dos minutos, Argentina conseguía un penal a favor que elevaba los nervios al máximo.

Pero ahí, como contra Brasil, se erigió la gran figura del arquero Raúl Gudiño. El gigante guardameta mexicano se recostó a la derecha para detener la pena máxima del '9' de Argentina, Sebastián Driussi.

Dice la máxima que gol fallado es gol en contra. Y así fue con México. Dos minutos después del penal, llegó el primero del Tri por conducto de la gran figura de la mañana: Iván Ochoa.

Tiro de esquina a primer poste, desvío a segundo por parte de Salomon Wbiasy el jugador del Pachuca cerrando la pinza para un 1-0 que generaba gran ilusión en Abu Dhabi y en todas partes del mundo donde se seguía a México.

Argentina comenzó a desesperarse y a perder la cabeza con arteras patadas y agresiones. A pesar de todo, tenían la pelota ante un equipo mexicano que fue arrastrado para atrás por parte de la albiceleste.

México se veía agobiado en medio de un intenso partido que no daba espacio para el respiro. Lo importante del Tri era la potencia que tenía para lastimar deportivamente cuando más necesitado estaba.

A los 17 minutos, una gran jugada de Erick Aguirre terminó en un centro para Alejandro Díaz que marcó con estupendo remate de cabeza. No obstante, el asistente marcó falta previa del lateral derecho mexicano.

Raúl Gudiño se vistió de héroe nuevamente tras una inmejorable oportunidad de Argentina. Y como en el penal, la falla desembocó en el segundo de México.

Una jugada perfectamente ensayada en el centro del campo culminó en el segundo tanto de Iván Ochoa luego de una gran asistencia de Ulises Jaímes. Era el gol de la tranquilidad y el que definía el camino a la victoria.

A los 31 minutos llegó el golpe letal para la albiceleste. Una artera patada de Joaquín Ibáñez lo mandó a la regadera. El árbitro no soportó más golpes y decidió dejar a Argentina con uno menos.

El resto del primer lapso transcurrió con un equipo mexicano muy bien parado atrás y graves lagunas defensivas de Argentina. El contragolpe estaba marcado para una inteligente escuadra azteca.

En el segundo lapso el encuentro fue muy peleado y con pocas aproximaciones de peligro, sobre todo en los primeros 20 minutos.

Argentina parecía que jugaba con 11 por el dominio de balón que tenía. El Tri estaba tranquilo y jugaba con su ventaja buscando el contragolpe.

Las llegadas de mayor peligro fueron generadas por el potente centro delantero de Argentina, el futbolista Sebastián Driussi que tuvo al menos tres que inquietaron a Raúl Gudiño.

Raúl Gutiérrez comenzó a general los cambios ya conocidos, uno de ellos la entrada de Marco Granados, revulsivo al frente gracias a su potencia.

En la jugada más clara para la albiceleste, Argentina gozó de tres jugadas claras, las cuales fueron contenidas por Raúl Gudiño y en dos ocasiones, de manera milagrosa, por la zaga azteca. Los sudamericanos perdonaban y en el pecado llevarían la penitencia.

Un contragolpe perfectamente llevado por Govea terminó en el 3-0 para México. Marco Granados se encontró solo ante el meta argentino para meter un potente disparo recto. Era el final y el amanecer para dos equipos.

Todavía Argentina se quedaría con uno menos, 9 en total, tras la expulsión del guardameta Augusto Batalla por una falta siendo el último hombre contra Christian Tovar.

No hubo tiempo para más. El árbitro pitó el final del encuentro y México se instaló en la gran final donde esperará al ganador de Suecia y Nigeria, dos escuadras a las que ya enfrentó.

Artículos relacionados