Sigue sin resolver el problema: Boca le ganó con lo justo a los pibes de Banfield
Parecía que goleaba, pero terminó sufriendo: tras el gol de Tevez a los dos minutos, el Xeneize jugó con el freno de mano puesto y se le complicó.

Dos minutos de juego en el Florencio Sola: centro de Cristian Pavón, gol de Carlos Tevez. Todo parecía indicar que Boca iba a golear a un Banfield repleto de pibes y que era la oportunidad ideal para solucionar el problema que había evidenciado en los primeros tres partidos. Pero no: el tanto tempranero solo hizo que el conjunto de Guillermo Barros Schelotto se relaje más de la cuenta y que, una vez más, deje una imagen pobre a pesar del triunfo.

La bronca del Mellizo se hace evidente a medida que transcurre el encuentro. "Sigamos atacando", le grita a Leo Jara. Después, el que recibe el reto es Frank Fabra. También Pavón recibe algún reclamo. El DT ve lo mismo que todo el estadio: sus jugadores se relajan y que le ceden el protagonismo al Taladro, que, con poco, ya merecía el empate a fines del primer tiempo. El enojo, además, tiene otro motivo evidente que es que, a pesar de los cambios, su equipo sigue sin jugar como él pretende.

Del 4-2-3-1 que dejó poco y nada ante Temperley, Guillermo volvió a probar el 4-3-3 que había ensayado para enfrentar a San Lorenzo, con el debuto de Emanuel Reynoso para solucionar la falta de generación. Pero más allá de algunas pocas ráfagas en las que Bebelo se encontró con Edwin Cardona o Carlitos (a quienes más se la dio, según Opta), el Xeneize volvió a evidenciar su déficit: los del medio siguen sin juntarse con los de arriba. Con quien más se conectó Nández fue con Jara y Barrios, con Reynoso. De hecho, los que más se pasaron la pelota en ataque fueron Jara a Pavón (14 veces) y Fabra a Cardona (12).

Así y todo, a Boca le sigue alcanzando para ser el único puntero, a 9 puntos de diferencia -la máxima- de Talleres y San Lorenzo, sus escoltas. ¿Hasta cuándo podrá darse el lujo de seguir ganando sin ser superior a su rival?

Comentarios ()