¿Quién es Sardar Azmoun, el iraní que imitó a Messi para sentar a Boateng?

CompartirCerrar Comentarios
Tenía respaldo y condiciones para ser un exitoso jugador de vóley, pero se inclinó por el fútbol. Hoy es promesa y estrella del país asiático.

Mismo rival, mismo certamen, misma víctima y mismo final. Sardar Azmoun, casi un año y medio después de la genialidad de Lionel Messi frente a Jerome Boateng, copió la obra de arte creada por el argentino, sin disimulos y con extrema habilidad. Fue el 23 de noviembre de 2016, en la Champions League. FC Rostov, como local, perdía frente a Bayern Munich 1 a 0, en un juego correspondiente al Grupo D. Hasta que apareció él, este joven iraní, con cara de nene y el 20 en la camiseta. El defensor del conjunto bávaro lo quiso cruzar, pero terminó en el suelo, desparramado, como le sucedió con el 10 de Barcelona. Azmoun envió luego el balón a la red para el 1 a 1 (el partido terminó 3 a 2 a favor del conjunto ruso). La tarea finalizó con gritos y aplausos. No fue para menos: el delantero asiático había imitado al mejor futbolista del mundo.

Sardar Azmoun, junto con Irán, formará parte del Grupo B del Mundial, y será rival de España.

Los buscadores de Internet, tras la bellísima maniobra individual, se activaron. ¿Quién era aquel joven que se había animado a dejar en el suelo a una estrella de la Bundesliga? ¿Quién es este chico que continúa siendo promesa? Azmoun nació en 1995, en Gonbad-e Qabus, Irán. Y pocos en su entorno entienden cómo decidió dedicarse al fútbol, ya que su destino estaba ligado al vóley: sobresalía en aquel deporte, la altura lo ayudaba (186 centímetros) y su padre, Khalil Azmoun, exvoleibolista y luego técnico de varios equipos, parecía facilitarle el trayecto en la profesión. Sin embargo, el joven Sardar se terminó decidiendo por usar los pies y no las manos. ¿Acierto? ¿Error? Quién sabe. Quizá no importa saberlo…

Lo cierto es que, al parecer, a esta altura del partido, con apenas muy jóvenes 22 años, Azmoun no se equivocó. O, al menos, tan mal no le está yendo en los campos de juego. En la temporada 2012–2013, dejó Sepahan FC, club de la ciudad de Isfahán, para fichar en Rubin Kazan, con sólo 17 años. Allí, poco tardó en debutar en la Europa League: fue el 25 de julio de 2013, ingresando en la segunda parte, en el triunfo de su equipo ante Jagodina (Serbia) por 1 a 0. Luego, en 2015, pasó a Rostov, institución con la que llegaría a disputar la Champions, para volver poco después a Rubin Kazan.

Tuvo una gran desilusión en el medio: el portugués Carlos Queiroz no lo convocó para disputar el Mundial de Brasil 2014 por –según dicen- considerarlo “muy joven”. A casi cuatro años de aquella tristeza, la situación y las expectativas del jugador (participó en la Copa Asia 2015; cuatro partidos y dos goles) con su Selección son diferentes. Muy diferentes… 

ps Sardar Azmoun

Próximo artículo:
Día del amigo: cuando se conocieron Messi y Agüero
Próximo artículo:
Neymar: "Cristiano es una leyenda del fútbol"
Próximo artículo:
El XI Ideal con grandes amigos de Messi
Próximo artículo:
Mercado de pases del fútbol chileno en vivo: altas, bajas y rumores
Próximo artículo:
Mourinho no esconde su desesperación por Alexis
Cerrar

Utilizamos cookies para proporcionarle la mejor experiencia en línea. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso de acuerdo con nuestra política de privacidad.

Mostrar más Aceptar