España 3–0 Albania: Más unidos que nunca hacia el Mundial

CompartirCerrar Comentarios
La Roja logra una victoria que le clasifica de manera matemática para el próximo reto mundialista gracias a los goles de Rodrigo, Isco y Thiago.

En un ambiente muy politizado sobre todo el territorio del Estado español, la multitud de opiniones no iba a dejarse de sentir en el José Rico Pérez. El público alicantino no dudó en demostrarle a Gerard Piqué, que se perderá el choque ante Israel por acumulación de tarjetas, lo que pensaban sumidos en un profundo mar sónico de pitos que no tardaron en convertirse en aplausos cuando los de Lopetegui comenzaron a ser superiores y a plasmarlo con goles. Rodrigo, Isco y Thiago fueron los autores de firmar la victoria de La Roja y lograr un pase matemático al Mundial de 2018 gracias al empate de Italia ante Macedonia. Gran partido de Odriozola en su debut.

Nadie protegió a Piqué

El dominio del combinado nacional español pronto se dejó notar sobre el césped de Alicante después de un cálido abrazo entre Sergio Ramos y Gerard Piqué antes del pitido inicial. No tardó en tener la primera ocasión mediante Rodrigo, que aprovechó con creces su titularidad sustituyendo al lesionado Morata. Isco centró desde la banda derecha, pero el cabezazo del ariete del Valencia se marchó desviado por muy poco.

No se rindió y, superado el primer cuarto de hora, el delantero lograría enviar el esférico a la red. Sería el malagueño encargado de realizar su magia para poner un pase de oro al interior del área, donde Rodrigo, con un control orientado con el pecho, logra rematar con la zurda a la red de media volea.

No tardaríamos en ver el segundo. Eran los mejores momentos de España y sería Isco ahora quien recibiera el premio de sumar más ventaja al marcador. Odriozola se encargaría de elevar el balón hacia Silva cuando estaba cubierto por dos jugadores albanos. El canario, viendo a Koke solo en la frontal, se la cedió con suavidad para que el rojiblanco se la devolviera a Isco en el interior del área. Sin presión y a placer, fusiló con potencia la meta de Berisha. Golazo.

Dos minutos más tarde, en el 25, Albania lograría la mejor ocasión que tuvo durante el tiempo reglamentario. Centro desde la izquierda que Llullaku envió al travesaño. Sin embargo, España no cedía ni un ápice en ataque, y anotaría el tercero antes de cumplir la primera media hora. Esta vez sería Thiago quien aprovecharía un nuevo acercamiento de Odriozola por la banda derecha. Carrerón por el lateral aprovechando un desmarque con el fin de poner un centro medido al punto de penalti, donde el centrocampista llegó desde atrás con potencia para rematar con la testa al fondo de las mallas. Menudo guante el lateral de la Real Sociedad.

Pasaban los minutos y España no dejaba de dominar y dejar claro que es una de las favoritas a levantar la que podría ser su segunda Copa del Mundo. Juego efectivo directo y con mucha calidad, además de tener gran acierto de cara a puerta. Era el minuto 39 cuando llegaría la última ocasión clara del primer parcial. Tuvo Rodrigo su doblete después de que Odriozola volviera a dar gala de su técnica. Sin embargo, el atacante envió con la cabeza el balón fuera de manera incomprensible tras rematar en la frontal del área pequeña.

Tras la reanudación, Christian Panucci optó por introducir varios cambios en su once con el fin de poder buscar un milagro que nunca llegó. Los de Lopetegui no se dejaron amedrentar y en esta segunda mitad optaron por seguir dominando, pero tratando de divertirse más con gestos de enorme calidad. Koke tuvo la primera de este tiempo, pero Berisha, en las pocas que pudo evitar, terminó desviando el remate del jugador del Atlético de Madrid.

Pique Nacho Spain Albania

Ramos Pique Spain Albania

Con el paso de los minutos, Albania terminaba disfrutando más y más del balón. El seleccionador español optó por retirar a Gerard Piqué del terreno de juego, que se perderá el próximo choque ante Israel por acumulación de tarjetas. Esta vez sí hubo diversidad de opiniones a la hora de la retirada del futbolista catalán, donde recibió aplausos y silbidos varios. También sufrirá baja por el mismo motivo David Silva.

El artículo sigue a continuación

Tuvo dos ocasiones claras los de Europa del Este. Primero en el minuto 69 cuando Sadiko terminó encontrando un remate con la testa en el segundo palo a un centro desde la derecha, pero envió el esférico a la madera. Acto seguido, en la siguiente jugada, un remate de Llullaku lo despeja De Gea como puede, pero el rechace lo envió muy desviado Kace. El final se iba acercando poco a poco y España apenas volvía a acercarse al área de Berisha, fruto, sin duda, de la cómoda victoria ante Albania.

No fue hasta el minuto 77 cuando Saúl sería el encargado de volver a levantar al público alicantino en el José Rico Pérez. Recibió en el semicírculo del área un pase de Marco Asensio, paró el cuero y buscó el disparo seco y potente ajustado al palo, pero se terminó marchando desviado a escasos centímetros de la madera.

La fiesta estaba siendo más que latente en la provincia valenciana. El empate de Italia ante Macedonia le daba el pase matemático a España gracias a los deberes hechos de los jugadores de Lopetegui, que no jugarán con tanta presión en Jerusalén el próximo lunes. Victoria cómoda ante una selección de Albania que por mala fortuna no pudo llevarse un ligero premio de Alicante debido a la madera. En un ambiente de crispación, la selección sumió a todo el país en una fiesta donde poco importaron las banderas una vez sonó el triple pitido del colegiado. Rusia, allá vamos.

Próximo artículo:
Nada ha cambiado entre el Barcelona y Coutinho
Próximo artículo:
Guatemala, país en el que hay más mexicanos en el extranjero de todo el mundo
Próximo artículo:
¿Atlético Nacional tiene listo al sucesor de Macnelly Torres?
Próximo artículo:
Blooming pasó un susto para derrotar a Nacional Potosí
Próximo artículo:
Receta para ser un "grande" en la Liga MX
Cerrar