thumbnail Hola,

Gracias a las buenas actuaciones de Humberto Suazo y César Delgado, Rayados venció 5-1 a su rival egipcio y se quedó con el quinto puesto del Mundial de Clubes 2013.

Tenía que cambiar su imagen en el Mundial de Clubes y, de alguna manera, Monterrey lo consiguió. Esta mañana, el conjunto mexicano se impuso sin mayor problema 5-1 sobre Al Ahly de Egipto y finalizó quinto en el certamen que se lleva a cabo en Marruecos, del que había sido eliminado por Raja Casablanca.

José Guadalupe Cruz, DT de Rayados, metió cambios en el once inicial, dejando en el banco a Jonathan Orozco y Jesús Zavala, responsables de los goles en el partido que los dejó sin chances de ganar la competición. En consecuencia, dio ingreso a Juan de Dios Ibarra y corrió a Severo Meza a la zona de contención.

El equipo azteca fue con todo desde el inicio, aunque fue Al Ahly el que tuvo la jugada más clara por parte de Meteab, quien pudo haber aventajado a los suyos apenas a los 4 minutos, con un remate desde dentro del área chica de Monterrey.

La respuesta fue inmediata y Rayados abrió el marcador luego de un gran pase de Humberto Suazo para Neri Cardozo, quien definió de primera para el 1-0. Al Ahly no tardó en hacerse presente en el marcador. Un grave error de Ricardo Osorio propició que Meteab anotara el 1-1 con un disparo cruzado que pasó por debajo de las piernas de Juan de Dios Ibarra.

A partir de ese instante, Monterrey fue dueño del juego. César Delgado con un derechazo cruzado venció al arquero egipcio y volvió a poner arriba a los mexicanos. Inmediatamente, tras un córner, el zaguero Leobardo López capturó el balón en el aire y dejó sin oportunidades al guardavalla de Al Ahly.

Poco antes del descanso, al autor del tercer tanto le cometieron un penal que el árbitro no dudó en sancinar y el chileno Suazo fue el encargado de ejecutarlo con precisión para establecer el 4-1 con el que llegarían al entretiempo.

Ya en el complemento, Rayados bajó su intensidad sin dejar de dominar el encuentro. Al Ahly parecía resignado, llevando muy poco daño al arco de Juan de Dios Ibarra. Promediando la etapa, llegó el quinto gol a través de César Delgado, quien luego de una gran triangulación puso el 5-1 definitivo. El doblete del Chelito lo hizo llegar a la cima histórica de la tabla de goleadores en el Mundial de Clubes.

Monterrey tuvo una más para incrementar el marcador después de un gran desborde de Omar Arellano que Humberto Suazo no consiguió definir tras pegarle mal a la pelota. El juego no dio para más. Rayados se impuso sin problemas en el duelo que nadie desea jugar. Un quinto puesto que ayuda en lo económico, pero que representa un paso atrás en lo deportivo para los mexicanos.

Relacionados