thumbnail Hola,

Emociones y reacciones. Todos quieren conocer con qué grupo les tocará jugar, por eso Goal te cuenta cómo está el ambiente antes del sorteo.

ENVIADO ESPECIAL A COSTA DO SAUÍPE

El lugar se aceleró en pocas horas. Y se vistió de gala. Los mismos que ayer estaban de bermudas y ojotas, hoy aparecieron de traje negro y corbata. Es que dentro de poco van a ser cientos de millones en todo el mundo los que van a estar mirando un sorteo de un Mundial. Pero no sólo eso. También estarán viendo el nivel de organización que va a tener Brasil. Y eso no es poco.

No falta nada para que cada equipo sepa con quién le va a tocar y en qué sedes va a jugar. Porque este sorteo tiene la particularidad de que un rival africano o sudamericano se puede transformar en más difícil o más fácil dependiendo la zona que te toque. Lo mismo pasa con los europeos.

La H es muda, dijo alguna vez Sabella y eso estarán deseando todos los técnicos. Salir en ese grupo que juega todos los partidos en el centro de Brasil, con una temperatura templada o pocos viajes. Cada uno está en su habitación reunido con su equipo esperando salir a la cancha, al inicio de un Mundial que se juega desde hoy. Y que se empieza a ganar o perder desde hoy.

Los técnicos ya avisaron que no van a esconder sus reacciones. Van Gaal, Del Bosque y Sabella ya avisaron, casi al unísono. "Antes de venir a hacerme una nota después del sorteo, presta atención a mi cara".

Argentina, Alemania, España y Brasil están donde deben. Igualmente, eso no alcanza para tener el grupo que desearon porque los dos sudamericanos pueden llegar a compartir grupo con Holanda e Italia, por nombrar dos de los más difíciles.

Entonces, la frase de que hay que ganarles a todos, pasó de moda. "Hay que ganar la final. Cómo se llega hasta ahí cambia mucho", dijeron todos saliendo de un seminario. Y así parece que está dicha la cosa.

Por primera vez en la historia, el sorteo no es cuestión de cholulaje y sonrisas de exjugadores. Hoy, sin lugar a dudas, empieza el Mundial.

Artículos relacionados