thumbnail Hola,

Tras cumplirse un año de la muerte del portero colombiano, el Pachuca ha exhibido un monumento en honor a Miguel Calero.

Miguel Ángel Calero dedicó los últimos años de su vida al Pachuca mexicano, como guardametas le dio grandes victorias al equipo y cuando se retiró continuó trabajando con la institución aportando todo su trabajo y sus conocimientos para el desarrollo del equipo.

Tras su muerte el equipo no lo olvidó y además de haberle ofrecido un funeral de héroe, ahora le hizo un monumento en el estadio Hidalgo donde juega el equipo profesional, el monumento muestra a Calero realizando una atajada de aquellas que hacían levantar a la gente de sus sillas y aplaudir al Show.

"Si volviera a nacer, me llamaría Miguel Calero, sería portero, y defendería los colores del Pachuca", esta es la leyenda que acompaña al monumento, palabras del propio Miguel, que abandono este mundo para convertirse en una leyenda, en México le recuerdan como a un héroe, como quedo manifiesto en este monumento.