thumbnail Hola,

El joven delantero del Santos habló sobre su futuro en una entrevista con el canal de televisión 'Globo', en la que afirma que sus problemas de indisciplina están superados.

Cualquiera diría que entre los objetivos de la estrella brasileña Neymar Santos no se encuentra el de ser el mejor jugador del mundo. El joven de 20 años ha declarado que por ahora su meta está en jugar "los mejores campeonatos, estar en la selección y ayudar al Santos" y que su principal deseo es "estar jugando y conquistando todo lo que sea posible".

Los regates con los que deja sentados a los defensas rivales han hecho eco en Europa y, al igual que el resto del mundo, Neymar ha admitido que "no sabe" el origen de tan increíble talento.

"Comencé improvisando cuando era pequeño. En casa, ponía unas sillas y una mesa y las iba esquivando", declaró el jugador. "Voy haciendo, van saliendo y acaba saliendo bien", aunque admitió que algunas jugadas las practica en el entrenamiento.

Neymar ha estado envuelto en la polémica desde el inicio de su carrera, cuando tuvo problemas de indisciplina los cuales ahora considera erradicadas gracias a que ahora es "mucho más maduro". Algo a lo que contribuyó su paternidad con 19 años.

"No sabía qué hacer, pero me dije a mí mismo que si había sido hombre para generar un hijo, tenía que ser hombre para asumirlo, y hoy estoy aprendiendo mucho con eso y David es mi mayor alegría", admitió.

Sobre el dinero que gana en el fútbol, admitió que quien se encarga de la cuestión no es él, si no su padre, que es su reprensentante y el encargado de gestionar los 36 millones de reales (unos 18 millones de dólares) que se calcula que gana el brasileño anualmente entre salario, publicidad y derechos de imagen.

Artículos relacionados