thumbnail Hola,

El entrenador valencianista se ha mostrado satisfecho con el partido de sus hombres ante el Bayern de Múnich, aunque lamenta el empate final

Mauricio Pellegrino se ha mostrado encantado con la actitud y el juego de "su" Valencia en el partido de Champions League, que disputaron frente al Bayern de Múnich. No obstante, el técnico reconoce que el empate final dejó sabor agridulce. "Los jugadores han entregado todo. La lástima fue que el resultado se nos escapó al final. Me hubiera gustado ganar el partido para que la noche hubiera sido redonda, pero estamos contentos", reconoció en rueda de prensa.

El técnico valencianista cree que el partido frente a los bávaros debe significar un punto de inflexión en la trayectoria dl equipo "che", y un ejemplo del juego y la actitud que quiere inculcar a sus jugadores. "Hoy fue un partido de exigencia máxima. Jugamos de manera inteligente, manejando la situación sin desorganizarnos. Ojalá el partido nos sirva como marco de referencia", analizó.

Tras la expulsión de Barragán, en la primera parte, Pellegrino decidió mantener el mismo once y cubrir la baja del lateral retrasando la posición de Feghouli y, a pesar de adelantarse en el marcador, decidió no introducir a otro defensa, algo que se le ha discutido. "Éver ayudó a Feghouli en el lateral. Hicimos el gol, creíamos que podía ser posible cerrar el partido", dijo.

Además, el ex jugador argentino quiso elogiar el gran partido de Dani Parejo, jugador muy discutido por la afición y la prensa valenciana, y que hoy a cuajado uno de sus mejores partidos desde que juega en Mestalla. "Siempre he dicho que Parejo es un jugador con mucha calidad, mucha gente ha sido injusta con él", explicaba.

Para finalizar, Pellegrino quiso desmarcarse también de la supuesta dureza que se le atribuye al juego del Valencia en la noche de hoy, a pesar de que el equipo levantino acabo con un futbolista menos. "Jugamos con agresividad pero dentro de lo que permite la ley", finalizó.

Artículos relacionados