thumbnail Hola,

Santa Fe hizo el oso en Tunja por las camisetas que usó en el partido frente al Chicó. Pimero usó la de entrenamiento con números en esparadrapo y luego unas blancas con marcador.

Santa Fe protagonizó ayer uno de los hechos más curiosos en la historia del fútbol colombiano. Por un error en la logística olvidaron las camisetas blancas en Bogotá y tuvieron que usar la imaginación y echar mano a la recursividad criolla para resolver el inconveniente.

Luego del bochornoso episodio que se vivió en el Estadio la Independencia de Tunja, donde Independiente Santa Fe no llevó el uniforme suplente para el partido contra el Chicó y lo obligó a usar dos camisetas distintas durante el partido el presidente del equipo cardenal habló con Blu radio en donde explicó lo sucedido y pidió disculpas públicamente.

“Mil disculpas a nuestros patrocinadores, a nuestros hinchas, la prensa y a la opinión pública en general” Con esa frase empezó Cesar Pastrana las declaraciones que hizo en la radio.

“Fue un error de utilería, llevaron dos tulas de camisetas rojas y la blanca se quedó en Bogota” señaló Pastrana explicando lo sucedido.

Además expusó su inconformismo con la desición del Boyacá Chicó de no cambiar su camiseta por la alterna, para solucionar el problema cuanto antes.

“Una vez nos dimos cuenta de lo sucedido, hablamos con el Chicó para que usará su camiseta alterna (blanca) y nosotros la titular (roja) pero se negaron, entonces hablamos con el árbitro Roldán para que nos ayudara con el problema… fue entonces cuando decidimos salir el primer tiempo con las camisetas oficiales de calentamiento con números pegados con esparadrapo y para el segundo, tuvimos que usar unas que compramos en Tunja y les pusimos números con marcador” agregó Pastrana.

Sin embargo, más allá del oso que hicieron a nivel nacional e internacional, ya que el partido fue televisado por RCN para Colombia y el exterior, Pastrana fue claro al decir que no hay ningún problema con el Chicó, y que respeta pero no comparte la posición que tuvieron ayer con Santa Fe, incluso, dijo que de haber sido al contrario, él hubiera accedido a cambiar de uniforme para colaborar.

Pero más allá de la anécdota que pasará a la historia como uno de los hechos más curiosos del fútbol colombiano, el presidente de Santa Fe recalcó que se pasó un buen momento dentro del camerino, pese a la preocupación y el afán por solucionar el problema. “Los jugadores se reían de la situación y fue una motivación para ganar vernos corriendo de un lado a otro con las camisetas en las manos” agregó.

Finalizó diciendo que esto no volverá a ocurrir y que no tomará represalias contra el culpable, ya que se trata de William Suárez, el mismo utilero de la Selección Colombia y que lleva años de experiencia en las toldas del equipo cardenal.

Sin embargó, no es el primer hecho bochornoso que se presenta con la camiseta de Santa Fe, en agosto la marca que viste al equipo decidió sacar una camiseta especial en homenaje a Bogotá con el himno estampado en la camiseta, pero esté salió con un error grosero que sirvió para burlas de los equipos rivales.

Artículos relacionados