thumbnail Hola,

Recordando al gran Andrés Escobar, el eterno ídolo de una generación en Colombia, "El Caballero de la Cancha", apodo que se ganó por su juego siempre limpio y respetuoso.

Son muchos los colombianos que aún recuerdan el genio y figura de Andrés Escobar, sin lugar a dudas uno de los mejores defensas que ha dado el país, de impecable carrera en el fútbol colombiano, Andrés vio truncada su vida por una de esas desgracias que cuando suceden dejan a todo el mundo desconcertado y sumido en una profunda tristeza.

Hoy se celebraría su cumpleaños número 46 y a pesar de que su carrera se vio truncada por la muerte, el legado del "Caballero de la Cancha" sigue vigente y vive en el corazón de los hinchas colombianos, en especial la del Atlético Nacional, equipo de sus amores y con el cual vivió sus mejores momentos en el fútbol, entre ellos la Copa Libertadores de 1989 y el campeonato colombiano de 1991.

Con la selección Colombia Andrés también se destacó, miembro de la selección de la época de oro del fútbol colombiano, compartió camerino con otras grandes glorias como René Higuita, el Pibe Valderrama, Freddy Rincón, el Tino Asprilla, Arnoldo Iguarán, Leonel Álvarez, y el Tren Valencia, con este equipo participó del mundial de Estados Unidos 94, en el cual marcó un autogol que a la postre le costaría la vida a manos de uno de esos personajes que no quieren al fútbol ni a la vida y que le arrebató al país uno de sus mejores y más grandes jugadores en un acto de alta intolerancia.

Para recordar con gratitud al gran # 2 y "Caballero de la Cancha", no se puede olvidar el gol que le marcó a Inglaterra en Wembley y que significó el empate ante la selección local, en un amistoso que quedó empatado a unos; ese gol de Escobar se constituye hasta la fecha como el único gol marcado por una selección Colombia a su similar de Inglaterra.

Paz en la tumba del gran Andrés Escobar y que su memoria y recuerdo sean atesorados en el alma y el corazón de los hinchas colombianos que disfrutaron de su juego exquisito y su carácter apacible que le hizo merecedor del respeto en todas las canchas del mundo.

Artículos relacionados