thumbnail Hola,

Alfredo Di Stefano fue una de las figuras del Ballet Azul. La época del Dorado del fútbol colombiano no habría sido posible sin el argentino.

Alfredo Stéfano Di Stéfano

“La Saeta Rubia” el histórico argentino, posteriormente nacionalizado en España, nació un 4 de julio de 1926 en Buenos Aires.

Catalogado como uno de los 5 mejores jugadores del mundo en el siglo XX, su paso por el fútbol lo llevó a equipos tan importantes como River Plate, Millonarios y Real Madrid.

En 1949, a raíz de la huelga de jugadores que se presentó en Argentina, Di Stéfano emigró a Colombia donde fichó con el Club Los Millonarios iniciando una época dorada, no solo para el equipo sino también para el fútbol de este país: En esta liga militaron los mejores jugadores del continente en equipos como Cúcuta y el Deportivo Cali entre otros.

Sus logros con el equipo embajador lo llevaron a conseguir cuatro títulos (1949,1951,1952 y 1953), en dos de ellos máximo goleador, antes de vincularse definitivamente con el Real Madrid, cuadro con el que se coronó en 11 ocasiones, siendo uno de sus goleadores históricos.

Entre la liga local y torneos amistosos e internacionales marcó la no despreciable cifra de 152 goles.

Adolfo Pedernera

Nacido en Avellaneda, provincia de Buenos Aires, el 15 de noviembre de 1918, el “maestro” Pedernera, como era llamado, fue considerado uno de los mejores jugadores argentinos de todos los tiempos.

Después de una gloriosa racha de conquistas en su primer equipo profesional, River Plate, en donde obtuvo 5 títulos, y tras su paso por Atlético Atlanta y Huracán, arribó a Los Millonarios, club al que se vinculó en 1949 y permaneció hasta 1954.

Al igual que Di Stéfano, con quien compartió honores, alcanzó la gloria en los torneos de 1949, 1951, 1952 y 1953, conformando un equipo de ensueño denominado el “Ballet Azul”; para cualquier equipo de la época era un honor enfrentarlos por la exquisitez de su juego y por la calidad de sus jugadores, entre ellos y no menos famosos, estaban el arquero Julio Cozzi, Pedro Cabillón y Néstor Raúl Rossi.

Artículos relacionados