thumbnail Hola,

Es bien sabido que el mundo del fútbol se presta para todo tipo de escándalos, sin embargo en ocasiones sucede que algunos intentan lucrarse con la fama ajena.

La fama es el sueño de muchos, más aún cuando hablamos de fútbol, todo aficionado al deporte rey alguna vez en su vida soñó con ser un jugador profesional y vestir la camiseta de su equipo para defenderla en competencia. Sin embargo pocos imaginan la otra cara de la fama y lo pesada que se puede volver la carga de ser alguien.

Si bien es cierto que errar es de humanos y que nadie es perfecto, en el caso particular de las grandes estrellas, (voy a referirme en este caso particular al fútbol), se les exige un alto índice de moralidad, por esode que son ejemplo para la juventud y representantes del país, es así como el margen de error para estos personajes del mundo fútbol se reduce al mínimo y cada error o controversia en la que caen se aumenta a dimensiones titánicas.

En nuestro país se pueden recordar grandes escándalos como los protagonizados por Faustino Asprilla a lo largo de su carrera en el fútbol, entre ellos una demanda por alimentos, circunstancio que desafortunadamente en este país se ve en cantidades, también está el sonado caso de Freddy Rincón, señalado de lavado de activos y narcotráfico cuando aún militaba en el fútbol brasilero, Rincón se ha defendido con uñas y dientes y a la fecha se ha mantenido inocente ante la ley, a pesar de que varios medios hace algunos meses publicaron una supuesta circular de la Interpol con su nombre, que resulto ser falsa.

Y es que los medios muchas veces en su afán de generar contenidos y de tener la chiva muchas veces cometemos errores, algunas de esas fallas son incentivadas por personas interesadas en lucrarse con la imagen y con la fama de las estrellas en cuestión, el reciente caso de Radamel Falcao, ídolo de la Nación y su supuesta falsa edad parecen ser el centro de atención por estos día que las ligas aún no se encuentran activas.

El ídolo siempre tiene el beneficio de la duda y por parte de la afición cuenta con el apoyo incondicional, así algunos medios aprovechen las circunstancias para ganar seguidores, a costa algunas veces de pasar por sobre la dignidad de la persona en sí, al pensar que por ser estrellas pierden su condición de humanos.

Lo de Falcao no parece tener acomodo en la historia de un atleta tan correcto, transparente y profesional que no ha hecho otra cosa que trabajar duro desde su infancia para ser quien es hoy en día y que en medio de ese proceso le ha regalado a su país el orgullo de tener a uno de los mejores futbolistas de sus historia y sin duda uno de los mejores del mundo en la actualidad, sea o no sea cierto el tema de su edad solo hay una cosa verídica y es que el Tigre sí es un ejemplo a seguir y merece respeto como jugador y como persona.

Relacionados