thumbnail Hola,

15 años han pasado desde la última vez que la Selección Colombia fue a una copa del mundo, el nivel actual y los resultados recientes permiten soñar con regresar en Brasil 2014.

Inolvidable es el recuerdo del gol anotado por Freddy Rincón a la Selección de Alemana en el mundial de Italia 1990 y que le dio el paso a la siguiente ronda a los dirigidos por Francisco Maturana, como también es inolvidable el 5 a 0 con el cual se consiguió la clasificación al mundial de 1994 en Estados Unidos, el recuerdo más fresco que hay en la memoria de los colombianos amantes del fútbol, es el baile de Leider Calimenio Preciado tras anotar un gol ante la selección de Túnez en el mundial de Francia 1998, hasta ahí llega la memoria mundialista de casi dos generaciones de hinchas de la Selección Colombia.

La sequía ha sido dolorosa, más aún cuando no se ha logrado ni siquiera ir a un repechaje y la oportunidad se ha escapado en un par de ocasiones a minutos de lograr la hazaña, ni en Corea 2002, ni en Alemania 2006, ni en Sur África 2010 hemos tenido esa gran alegría que representa paralizar al país alrededor de un televisor, para escuchar con orgullo máximo las notas de nuestro himno nacional mientras esperamos el pitazo inicial de un partido que de una forma u otra, no importa si se gana, se empata o se pierde, lo importante es que se está jugando el mundial.

Colombia, ya es hora de volver al mundial, ¿por qué?, porque son 15 años esperando, viviendo de ilusiones y de confiar en procesos que se van al traste porque los jugadores no rindieron, porque el técnico no se adaptó al equipo, porque los directivos no hicieron bien su trabajo, porque los demás jugaron mejor y otra cantidad de excusas que al final dejan el corazón y el alma del hincha vacíos y con una colección de camisetas  amarillas carentes de gloria y honor, ese honor que se siente cuando se ve al equipo parado en la cancha jugando un mundial.

Relacionados