thumbnail Hola,

Millones de hinchas celebraron la estrella 14 de Millonarios, esquiva desde 1988 y que le devolvió la vida y la grandeza a un gigante dormido. Los azules merecidos campeones.

Millonarios es el equipo más amado y también el más odiado.  Con millones de hinchas a lo largo y ancho del país y en el extranjero, es uno de los equipos más populares del continente sudamericano, su historia, su grandeza y ahora este nuevo título lo vuelven a ubicar en el lugar que siempre tuvo que ocupar.

Con más de 60 años de historia y de casi un cuarto de siglo de no dar una vuelta olímpica por el torneo colombiano, Millonarios luce con orgullo su nueva estrella en el escudo tras ganarle a Medellín por penaltis.

Muchos celebraron hasta la locura, sufrieron, lloraron, saltaron, gritaron y se sacaron el nudo en la garganta que durante 24 años estuvo esperando salir. Otros, criticaron que el mejor equipo del semestre no haya sido capaz de ganar ningún partido de la final, pero al fin y al cabo, el que gana es el que goza.

Millonarios fue el mejor equipo del torneo, uno de los más goleadores, de los que menos goles recibió y al final del torneo el que más puntos sumó, por ende, si el fútbol tiene lógica, el campeón debía ser Millonarios.

No obstante, la falta de definición y el nivel mostrado por algunas de las figuras del equipo azul, pusieron en duda si los embajadores se iban a quedar con al estrella. Wason Rentería no la vio en los dos partidos de la final y Mayer Candelo desde varios partidos atrás estuvo lento, perdido y pensando más en no lesionarse que en generar fútbol.

Sin embargo, el campeón es azul, la estrella 14 ilumina desde lo más alto a los millones de hinchas azules en todo el país y los demás, criticando o no, tendrán que esperar por seis meses más a que otro equipo le arrebate el título de campeón, aunque Millonarios va por el bicampeonato y por retomar la grandeza que por años estuvo escondida.

 

 

Relacionados