thumbnail Hola,

Millonarios tiene la obligación de ganarle a Tigre para conseguir el pase a la final de la Sudamericana. ¿Qué tan cerca están del anhelado sueño?

Los hinchas azules se ilusionan, ven cerca el paso a una gran final de un torneo continental y tienen su fe y su esperanza depositada en sus jugadores. Pero, ¿Qué tan cerca están de alcanzar la gloria?

Bien, Millonarios ha demostrado a lo largo del semestre que ese mito de jugar varios partidos en la semana, no le hace daño a nadie. Desde que empezó el torneo colombiano y la Copa Sudamericana, estuvieron pendientes de ambas competencias sin descuidar ninguna.

Terminaron primeros la fase del todos contra todos, y batieron su propio récord en puntos en torneos cortos llegando a 37. Un verdadero campañón, el mejor de los azules en más de 10 años y volvieron a quedar primeros de un torneo después de 24 años, justamente en 1988 cuando el equipo salió campeón por última vez.

Además en Copa Sudamericana, de locales se hicieron muy fuertes, los viajes a Brasil le costaron y se volvieron a Colombia con derrotas en el marcador, sin embargo, en Bogotá fue donde mejor demostraron su nivel, sus ganas y la fuerza de un equipo que quiere recuperar su historia ganadora.

Este jueves, por la semifinal de la Copa, empataron sin goles en Buenos Aires ante Tigre, tendrán que cerrar la clasificación en Bogotá y posiblemente lo logren. Su historial lo demuestra y los grandes que han caído lo pueden decir. Sin embargo, pasar a una final no significa nada si no se gana.

Hinchas de Millonarios, jugadores, directivos y la prensa deportiva del país, debe ser consiente y capaz de separar las dos cosas. En Colombia estamos acostumbrados a ganar las cosas antes que jugarlas. Le pasó a Millonarios varias veces y a varios equipos del fútbol colombiano también.

Por eso, si el equipo azul y blanco de Bogotá, clasifica a la final de la Copa, tendrá la titánica tarea de salir campeón, un objetivo visible y tangible pero que sea cual sea el rival va a ser muy difícil conseguirla.

Millonarios es grande, tiene historia y va en busca de la gloria continental, esa que siempre le fue esquiva y que hoy quiere recuperarla. Una tarea difícil, complicada, ante rivales de peso continental y que luchan por los mismos objetivos. Una copa que se ve tan cerca, tan tangible, pero que es necesario jugar los partidos y ganarlos para conseguirla, algo nada fácil para ninguno de los semifinalistas del certamen.