thumbnail Hola,

El cuento de hadas en el que vivía Millonarios se acabo. Su despertar se convirtió en una terrible pesadilla que quién sabe cuándo terminará.

Cuando todo parecía ir por un excelente camino para la familia ‘Embajadora’, en cuestión de dos días se derrumbó el castillo de naipes en el que vivían.

Con 20 puntos en la tabla de posiciones, liderando el fútbol colombiano y con el paso asegurado a Cuartos de final de la Copa Sudamericana, los hinchas, jugadores y directivos de Millonarios tocaban el cielo con las manos. Además se daban el lujo de viajar a España para enfrentar a uno de los mejores equipos del mundo en un partido amistoso, el Real Madrid.

Pero todo se derrumbó. El viaje a España fue lo peor que le pudo pasar al equipo azul y los sueños de sus hinchas, se convirtieron en pesadillas.

Todo empezó el martes previo al encuentro entre Real Madrid y Millonarios, cuando unas potentes declaraciones provenientes de España, se filtraron y llegaron a Colombia causando un efecto dominó que nadie esperaba. Su presidente, Felipe Gaitán, afirmaba que la junta directiva azul pensaba devolver dos títulos obtenidos en tiempos del narcotráfico en Colombia.

Las declaraciones generaron polémica en propios y extraños, y en campos que nada tienen que ver con el fútbol. Devolver dos estrellas es algo inédito en el fútbol mundial, más si se hace de manera voluntaria.

Posteriormente, el partido frente a los ‘merengues’ fue una catástrofe que nadie esperaba. Millonarios recibió una paliza con ocho goles que dificilmente la gente olvidará.

Adicionalmente, en ese partido, una de las figuras del equipo y de las pocas esperanzas azules para hacer una buena campaña, se lesionó. Wason Rentería sufrió una lesión en una de sus piernas y no podrá jugar con el equipo al menos por una semana, justo cuando más lo necesita el equipo, ya que tendrá que defender su liderato ese sábado ante Junior y el martes entrante jugar el partido de ida por cuartos de final ante el Palmeiras en Brasil.

Sumado a este tipo de sucesos inesperados, el equipo suplente que jugó contra el Chicó perdió 0-1 y dejó su liderato al borde de la corniza, además perdió el invicto que llevaba jugando de local, desde que comenzó el torneo.

Dos días, y cuatro hechos que desestabilizaron al equipo bogotano. ¿Habrá tiempo para recuperarse? ¿Superarán rapidamente la cachetada de los ocho goles en Madrid?

 

Artículos relacionados