thumbnail Hola,
Palermo: Entrevista Exclusiva con Mauro Cetto

Palermo: Entrevista Exclusiva con Mauro Cetto

mauro cetto palermo

El defensor argentino, habló en exclusiva con Goal.com, de su paso por Francia, de su presente en Italia, de la selección, del Barcelona y mucho más....¡Imperdible!


Por Andrés Román


Tiene la particularidad de hablar con un aplomo que lo distingue. Aunque es posible creer que esta forma de expresarse está vinculada con una carrera que lleva 11 años en Europa, es algo que forma parte de su personalidad, porque cuando apenas tenía 19 años y asomaba en el fútbol de primera división de la Argentina, se lo notaba diferente a la media del futbolista tradicional. Mauro Cetto, hoy con 30 años, es uno de esos jugadores que por su juego pudo hacer lo que muchos no logran: consolidarse en el Viejo Continente.

Con 10 años en Francia (Nantes y Tolouse), decidió cambiar de aire y desembarcó en Italia, y en Palermo emprendió nuevos desafíos. Tiene una particularidad en su forma de jugar, por ser defensor, que lo marca como una pieza distinta: tiene una gran lectura del juego. Fanático de Rosario Central, proyecta un futuro en el club de sus amores, así como tampoco descarta una nueva etapa en la selección nacional (estuvo en las juveniles y en algunas convocatorias de mayores).

-Goal.com-Una carrera tan larga en Europa no es tan usual, ¿cómo es estar tanto tiempo fuera de la Argentina?

-Llegué muy joven al campeonato de Francia. En un primer momento no tenía pensado quedarme tanto tiempo ahí. Se fue dando, primero estuve en Nantes mucho tiempo, después me fui a Tolouse. Y después de 10 años allá sentía que necesitaba alguna otra motivación o conocer algo nuevo. Ahí apareció Italia y la posibilidad de poder jugar en un torneo como el Calcio era muy tentador y me sedujo.

-Goal.com-¿Cómo es estar tanto tiempo e irse tan chico?
-Yo llegué con 19 años a Francia y estar 10 años ahí me hizo en muchas cosas crecer como un francés. De adaptarme a muchas cosas de ellos. En muchos aspectos de mi vida, tomé costumbres de Francia. Hasta en la organización. La lengua fue complicada y también las costumbres no son fáciles. Pero algo que hoy por hoy todavía recuerdo es que cuando conocés a alguien allá, te dice te inivito a comer y si hoy estamos en septiembre te invita a comer el 15 de octubre a las 21. Y eso en la Argentina no existe, si alguien te invita a comer es para hacerlo la misma noche. Si bien ahora no es que te invito a comer con un mes y medio de tiempo, me tomé como costumbre de programar ese tipo de cuestiones.

-Goal.com-Estar tanto tiempo en Europa, ¿te cambió la cabeza también respecto al juego,?
-Y sí, porque uno llega con la cabeza moldeada en la Argentina, que es todo muy loco y apasionado… En Francia eso no sucede, si bien hay equipos pasionales, no es la histeria argentina. Yo cuando llegué tenía toda esa locura y me encontré con Nantes que todo era más tranquilo.

-Goal.com-¿Te hiciste más jugador allá, mejoraste cosas? Porque no sos el típico defensor, sos más cerebral…
-En ese sentido soy el mismo jugador, no cambié nada. No soy muy grandote, no soy muy fuerte, no soy muy rápido, mi juego antes que nada pasa por usar la cabeza, de ver la intención del delantero antes de que la ejecute. Uno le fue agregando cosas, mañas y la experiencia enseña. Pero el jugador que se vio desde chico no ha cambiado en la esencia.

-Goal.com-¿Para los defensores es más fácil que para los volantes o delanteros adaptarse a Europa?
-El volante encarador argentino tiene que cambiar un poco su manera de jugar, porque ya no te piden que encares, quieren que juegues a dos toques. En la mitad de la cancha no se gambetea, eso se hace en la zona final.

-Goal.com-¿Por eso vuelven tan rápido los volantes?
-Es que el defensor es como que tiene que cambiar menos. Yo puedo haber adquirido cosas nuevas en Francia, pero la base mía de jugador no cambió tanto. Después sí hay cambios de una liga a la otra, porque en Francia respecto a Italia. En Francia todos los fines de semana jugás contra un moreno que mide más de 1.85, es muy rápido, pero que por ahí no es muy técnico, pero que sabés que si le das medio metro te mata en velocidad.

-Goal.com-¿Y en Italia, hay más fricción?
-No sé si más fricción, sí que tácticamente se trabaja un poco. Y me da la sensación de que hay menos fuerza y velocidad que en Francia, aunque en Italia se encuentran jugadores más finos técnicamente y uno se tiene que adaptar a eso. A un delantero rápido quizá le das un metro de distancia y te la tira por arriba del travesaño, pero en Italia se lo das a un delantero un poco más lento y con su técnica, te patea y la pone en un ángulo.

-Goal.com-¿Seguís el fútbol argentino?
-Si lo que puedo, lo que sí sigo es a Central, sufro muchísimo.



-Goal.com-Y estas discusiones de que en la Argentina se habla de que se juega tan mal, ¿llega allá, la hablan entre los jugadores argentinos?

-Para mí el tema de que se juega mal es universal, en todos lados en los que vas se habla de que se juega mal. En cualquier liga del mundo hay cuatro o cinco equipos fuertes y otros 15 que acompañan como pueden. Para mí esa es la realidad en el fútbol en general. No conozco ninguna liga que tenga 15 equipos que juegan bien. Por ahí en la Argentina lo que no hay son cuatro o cinco que jueguen bien y sólo lo hacen dos o uno.  Pero también está la historia de que los jugadores se van rápido, que no se puede mantener planteles. Y para que un equipo juegue bien… Si vos no te conocés con tu compañero no podés jugar bien al fútbol de un día para el otro.



-Goal.com-¿Y de la forma de jugar de la Selección? Porque justo la discusión se instala justo en el sector de la defensa, un lugar que conocés bien.

-Argentina tiene buenos defensores, incluso muy buenos. Pero la gran diferencia está en que la Argentina tiene los mejores delanteros del mundo y tiene muy buenos defensores, pero no tiene los mejores defensores del mundo. La Argentina con Messi, Agüero, Higuaín y Tevez tiene a cuatro de los 10 mejores delanteros del mundo. Más allá de tener al mejor de todos. Y en la defensa no tenemos a los jugadores entre los 10 mejores. Pero va más allá, para poder encontrar una regularidad en la defensa hace falta darle confianza a una pareja o a tres o cuatro y que esos jueguen, jueguen y jueguen. Si cambiás es muy difícil encontrar un equipo.

-Goal.com-Y tu relación con la Selección, ¿te sentís un poco postergado?
- Yo sé que haber jugado tanto tiempo en Francia hacía prácticamente nulas las posibilidades de ir a la selección, porque el fútbol francés era muy poco visto. En Francia he tenido años muy buenos colectiva e individualmente y sabía que ni se hablaba de mí. Y ni cerca estaba de ser citado. Sabía que en Francia resignaba un poco esa parte. Mi carrera se dio así y tampoco pude forzar un cambio.

-Goal.com-Y ahora en Italia, no sos muy grande, ¿te ilusionás?
-Es lógico que en Italia las chances de que te vean son más grandes, después no alcanza con jugar cinco partidos bien para ser citados. Pero hoy por hoy mi cabeza no está apuntada a la selección, Quiero jugar bien acá para tratar de triunfar en el campeonato italiano y si a uno le va bien, después las puertas se abren. Después ve uno el caso de Campagnaro, que lo han citado de grande, también pienso por qué no me puede llegar a mí. Pero no lo pienso igual.

-Goal.com-¿En Europa sigue instalado el tema Barcelona y lo que genera ese equipo?
-En Francia se hablaba más que en Italia, acá son más nacionalistas y están pendientes de sus equipos.

-Goal.com-¿Es el mejor equipo que has visto?
-Sin dudas. No recuerdo haber visto otro equipo que domine tanto al rival. Barcelona cuando juega contra un equipo chico y le tiene la pelota el 75 % del tiempo es una cosa, pero también lo hace contra los más grandes y en la final de Champions. Es algo que creo que no se va a ver otra vez.

-Goal.com-¿Barcelona es la esencia del juego o es algo excepcional?

-¿La esencia del jugador de fútbol es Messi? No, Messi es único. Los jugadores de fútbol somos otra cosa, Messi juega a otro deporte. Y Barcelona es lo mismo. Es un club que hace años domina, pero no creo que vayan a aparecer equipos como este. A todo el mundo le gustaría jugar como Barcelona y si hay un solo equipo que puede hacerlo en los últimos 25 años, es porque no es tan fácil hacerlo. Creo que todo equipo que lo enfrenta piensa más o menos lo mismo: tratar de aguantar la mayor cantidad de tiempo sin que te hagan un gol. Es que cuando te convierten se termina el partido, es feo pensar así, pero es la verdad. Es que uno no quiere entrar a la cancha pensando que no te hagan un gol, pero es así. Yo creo que los equipos normales las chances que tienen de ganarle a Barcelona son muy pocas.

-Goal.com-¿Proyectas volver a jugar en Rosario Central?

-Si y espero que pronto. Las ganas las tengo sin duda, yo jugué 15 partidos en la primera de Central. Llegué a los 14 años a las inferiores, soñé toda mi vida con jugar en la primera de Central y cuando llegué jugué muy poco y me fui. Y hoy por hoy, te digo que como era tan chico no me di cuenta que jugué en Central. Por eso tengo tantas ganas de volver. Son ganas de hincha.





Artículos relacionados