thumbnail Hola,

El camerunés dejó al Anzhi Makhachkala a cambio de cobrar 20 millones de dólares menos por un año de contrato, un 71 por ciento de rebaja en su salario. Más fútbol, menos plata.

Es un hecho que Samuel Eto'o es jugador del Chelsea: el camerunés cerró su salida del Anzhi Makhachkala ruso el jueves, y llega a Stamford Bridge en libertad de acción pero a cambio de aceptar una notoria baja en su contrato: cobrará 100 mil libras por semana, es decir 155 mil dólares, cuando en Rusia cobraba cada siete días 542 mil dólares, lo que luego de un año de contrato en Londres implicará una reducción de 20 millones de dólares de su salario, un 71 por ciento menos.

Eto'o fue el jugador mejor pago del mundo en Anzhi, cuyo dueño, Suleyman Kerimov, comenzó una reducción de gastos atroz: ya le había vendido al brasileño Willian al Chelsea, por cerca de 50 millones de dólares, y otros tantos jóvenes talentos rusos que pasaron a rivales locales.

Sin embargo, a pesar de la enorme pérdida que implicará para el ingreso anual de Eto'o su arribo a Chelsea, el delantero podría recibir una indemnización del club ruso de ocho cifras. Esto, sumado a los casi 8 millones de dólares que el exBarcelona recibe por ser una de las caras publicitarias de la marca alemana Puma.

Por eso, el camerunés es pura alegría por jugar en una liga mucho más competitiva y por reencontrarse con José Mourinho, quien supo ser su entrenador en Inter, durante la temporada 2009-10, cuando el conjunto milanés logró el triplete. Después se mudó al Daguestán, en el Cáucaso del Norte.

Para el jugador de 32 años, que estuvo a punto de pasar a Tottenham en 2008, es la oportunidad de probarse a sí mismo en la Premier League inglesa, luego de brillar en Italia y España, donde consiguió 14 títulos, incluyendo tres Ligas de Campeones.
 
Ese registro -unido a su enorme valor comercial mundial- impulsó al Anzhi para llevarlo a Rusia a cambio de la asombrosa cifra de 26, 3 millones de dólares anuales, más algunas comodidades como el uso por parte de Eto'o del avión privado del dueño del Anzhi, Kerimov: el atacante solía volar desde Rusia hasta su residencia en París, una vez por semana.
 
Además, el Chelsea abandonó su búsqueda por Wayne Rooney, del Manchester United, a pesar de haber hecho dos ofertas por el delantero. Mourinho aprovechó la oportunidad para traer a Eto'o en busca de mayor competencia para Fernando Torres, Demba Ba y Romelu Lukaku .

"Estoy muy feliz de estar aquí, pero también ansioso porque quiero empezar a jugar lo antes posible", dijo Eto'o al sitio web oficial del Chelsea. "No fue una decisión difícil. Vi las cualidades que el Chelsea tiene, y yo estaba muy contento con José Mourinho antes, así que cuando llegó la oportunidad estaba muy feliz de aprovecharla".

Así las cosas, Eto'o se convirtió en el sexto refuerzo del Chelsea, en la ventana de verano europea, uniéndose a Willian, Cristian Cuevas, Andre Schürrle, Mark Schwarzer y Marco van Ginkel.

Artículos relacionados