thumbnail Hola,

Las relaciones comerciales entre el equipo inglés y el portugués gozan de buena reputación, desde 2004 han movido más de 130 millones de dólares y van por más.

Desde la llegada de Román Abramovich al Chelsea, el equipo blue ha gastado más de 130 millones de dólares  en contrataciones provenientes del Porto. Una relación que afianza los lazos comerciales entre los dos equipos y que podría tener una nueva incorporación en los próximos días.

Todo comenzó con la llegada de José Mourinho en 2004 como flamante entrenador del equipo inglés. Venía de ganar la Champions League con el Porto y Abramovich le ganó el pulso al Liverpool tras el pago de 8 millones de dólares.

Junto a Mourinho llegó el defensor central Ricardo Carvalho, que tras el pago de 40 millones de dólares, se convertía en nuevo jugador del Chelsea.

Además arribó el volante Paulo Ferreira, que también hizo parte del equipo campeón de Europa en 2004 y tuvo un costo de 35 millones de dólares.

Un año después, Mourinho hacía contratar al lateral derecho del Porto Bozingwa. También hizo parte del equipo campeón de la Champions del 2004, pero siguió su carrera una temporada más con el equipo dragón. Chelsea pagó la ficha del jugador en 28 millones de dólares.

Años después otro entrenador portugués llegaría al Chelsea. En 2011 André Villas Boas llegó al equipo blue luego del pago de 20 millones de dólares y luego de haber conseguido el campeonato local y la Europa League con el Porto.

Hasta el momento la plata que Chelsea ha desembolsado al Porto por jugadores provenientes de ese club, suma casi 130 millones de dólares. Pero podría aumentar considerablemente en los próximos días, si es que las conversaciones entre los dos clubes llegan a buen fin por los derechos del delantero colombiano Jackson Martínez.

Cha Cha Chá es la segunda opción de Mourinho en caso de no poder contratar a Wayne Rooney del Manchester United. La venta estaría estimada en casi 54 millones de dólares de la clausula de salida del jugador colombiano.

Artículos relacionados