thumbnail Hola,

El lateral izquierdo tiene 25 años y viene de disputar cinco temporadas en el Dinamo Zagreb de Croacia; debutó con 19 años en Boca y sólo jugó dos partidos en el país.

Luis Ibáñez confirmó su llegada al Racing de Zubeldía después de cinco años corriendo atrás de la pelota en Croacia, y casi con nula experiencia en el fútbol argentino, en el que sólamente disputó dos partidos con Boca, cuando apenas tenía 19 años. "Vengo a Racing para salir campeón", vaticinó Lucho, que llega desde el Dinamo Zagreb a préstamo sin cargo y con una opción por el 100 por ciento del pase. Pero, ¿quién es Lucho?

Luis Zubeldía debió ver videos suyos para decidirse a traerlo. Buscaba un lateral por izquierda desesperadamente y las opciones se caían. Pero Ibáñez, apenas se enteró de la posibilidad de volver al país, no lo dudó y pidió a los dirigentes de la capital croata que lo dejarar regresar. Claro, el pibe estuvo cinco años en el Dinamo Zagreb -club al que llegó a cambio de 860 mil dólares- y mal no se portó: ganó cinco ligas, tres Copas de Croacia y dos Supercopas, la última obtenida gracias a la actuación de Pablo Migliore, que se lució en los penales y que ya regresó para jugar en Argentinos Juniors.

En total, en cinco temporadas en el Dinamo, el nacido en Morón anotó 15 goles, una cifra para nada despreciable para ser defensor. "Me gusta ir mucho al ataque, soy muy ofensivo", se autodefinió en diálogo con TyCSports, todavía desde Croacia. "Estoy contento por volver a mi país y a un grande como es Racing. Por suerte, se terminó el tema de los papeles y se dio el OK. Sólo estoy esperando llegar al país para hacer la revisión médica", explicó.

En sus años en el fútbol croata, que lo llevaron a nacionalizarse en 2010 con la esperanza de jugar en la selección de aquel país, Ibáñez (luce la firma de Diego Maradona tatuada en su hombro) llegó también a ser capitán de su equipo. Casi siempre se desempeñó como lateral izquierdo pero también supo hacerlo como stopper por ese costado en una línea de tres. Viene de una temporada en la que disputó 25 partidos (seis por Champions League incluidos) y anotó tres goles.

Ibáñez habla el croata de manera fluida, y hasta suele oficiar de traductor para los sudamericanos que llegaron al Dinamo. Fue de mucha ayuda para jugadores con los que compartió cancha como Adrián Calello, Leandro Cufré, Guillermo Suárez, y el propio Migliore. Además, durante su estadía en Croacia, vivió junto a su padre y hasta se comprometió con una muchacha croata, Mateja Alegic, con quien mantiene una relación desde 2009 y piensan casarse cuando ella termine sus estudios.    

Para Zubeldía será el sexto refuerzo, tras las llegadas del arquero Nelson Ibáñez, el lateral derecho Ismael Quilez, el ex volante de Huracán Rodrigo Battaglia, el mediocampista uruguayo Mario Regueiro y el delantero Valentín Viola. Además, la Academia cuenta con Gabriel Hauche, quien regresó tras un préstamo de seis meses en el fútbol italiano.  

Artículos relacionados