thumbnail Hola,

Después de varios clubes del ascenso, Gerardo Martino se fue a dirigir a Paraguay, donde explotó como DT. Ahora le toca dirigir a Messi.

La carrera de Gerardo Martino como técnico comenzó en 1998, dos años después de retirarse como jugador profesional. Una historia marcada por un constante ascenso que hoy lo lleva a dirigir al mejor jugador del mundo.

El entrenador empezó su carrera en Almirante Brown de Arrecifes, luego pasó por Platense y antes de irse a dirigir a Paraguay recaló en Instituto de Córdoba. Tras varias campañas en el Nacional B, fue en el fútbol paraguayo donde el argentino pegó el salto de calidad.

En 2002 firmó con Libertad de Paraguay, donde ganó el Apertura y el Campeonato Absoluto de ese año y el Apertura y Clausura del año siguiente, por lo que se llevó el Absoluto también por segundo año consecutivo. Con un fútbol siempre atractivo y ofensivo, dichos éxitos hicieron que Martino fuera contratado por Cerro Porteño, uno de los grandes del futbol guaraní. Allí volvió a triunfar ya que se quedó con los Apertura y Clausura 2004 y el ya mencionado Campeonato Absoluto que define al ganador de la temporada.

Después de su experiencia en Paraguay, el Tata decidió volver al fútbol argentino para estar cerca de su familia. En 2005 llegó a Colón de Santa Fe donde dirigió 21 partidos pero cosechó malos resultados, lo que hizo que elija retornar al fútbol que lo había visto campeón, para comandar a Libertad. Allí obtuvo los torneos Apertura y Clausura del 2006 y alcanzó las semifinales de la Copa Libertadores. Su paso por el fútbol paraguayo, donde alcanzó una efectividad del 68 por ciento.

Gerardo Martino realizó una gran campaña al mando de la Selección Paraguaya de futbol. Su debut internacional con Paraguay fue en la Copa América de 2007. Allí alcanzó los cuartos de final y fue derrotado abruptamente por México 6-0. En septiembre de 2009 logró la clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010 donde ganó su grupo, dejó afuera a un gigante como Italia y accedió por primera vez en la historia de Paraguay a los cuartos de final de un Mundial donde finalmente perdió 1-0 con quien después fue el campeón del mundo, España.
 


Al año siguiente fue subcampeón de América en Buenos Aires y renunció al cargo tras obtener una efectividad del 48 por ciento de los puntos y convertirse en el entrenador que más partidos dirigió a la Selección paraguaya de futbol.

Luego de su campaña en Paraguay, realizó su última experiencia como técnico en el club de sus amores, Newell's. Firmó a fines de 2011 para salvarlo del descenso y tras un año y medio, alejó totalmente al equipo rosarino de las posiciones de abajo, ganó el Torneo Final 2013 y llegó a la Copa Libertadores de este año, donde perdió por penales frente al Atlético Mineiro.

La historia de Martino está construida en base a equipos que pelearon campeonatos y siempre fueron vistosos ya que él pregona un futbol atractivo. De la escuela de Marcelo Bielsa, al último campeón del futbol argentino le llega el desafío más importante de su vida.



Artículos relacionados