thumbnail Hola,

El jugador galés habría trasladado a su club la idea de jugar con el conjunto que dirige José Mourinho.

EXCLUSIVA

Según ha podido saber Goal.com, el jugador del Tottenham Gareth Bale está dispuesto a pedirle a su club que quiere abandonar White Hart Lane para fichar por el Real Madrid, siempre y cuando los blancos estén dispuestos a pagar los 50 millones de libras como precio de salida del jugador.

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, ya reconoció que Bale era un fichaje prioritario de cara a luchar cara a cara con el Barcelona. La firma del jugador galés supondría un record en cuanto a cifras abonadas por futbolistas británicos.

Ambos clubes ya han empezado a negociar de manera informal para un acercamiento de Bale a la capital española y el Madrid es el primer equipo al que el galés quiere irse. Así, ya se prepara para decirle al Tottenham que quiere cambiar de club.

El pasado mes de junio, Gareth Bale firmó un nuevo contrato de cuatro años, pero ya siente que es momento de cambiar de club y poder jugar regularmente la Champions League, de modo que pueda alcanzar su mejor nivel. Mientras tanto, el Tottenham ha comenzado la temporada de forma irregular con Villas Boas y debería quedar entre los cuatro primeros si quieren tener la mínima esperanza de conservar a Bale.

El ex-jugador del Southampton ya ha reconocido en alguna ocasión que le gustaría jugar en el extranjero, dejando clara su intención de recalar en el Real Madrid -con quien el Tottenham mantiene una estrecha relación- antes de cualquier equipo de la Premier League.

El pasado verano Luka Modric también dejó White Hart Lane en dirección al Santiago Bernabéu en un traspaso valorado en 33'2 millones de libras, pero no hay constancia de que hubiera conversaciones entonces para la incorporación de Bale.

No obstante, el importe que piden los Spurs por su jugador podría ser un punto discordante en la negociación. Los 50 millones de libras convierten al galés en el jugador al que toda Europa pudo ver otoño de 2010 cuando el Tottenham barrió al Inter en la Liga de Campeones.

Por su parte, el Barcelona parece reacio a entrar en una guerra por un hombre que al Tottenham le costó 5 millones en 2007 y cuyo deseo es jugar en el Real Madrid.

Como bien dijo Daniel Levy, presidente del Tottenham, en su día: "Si cualquier jugador joven te dice que quiere jugar en el Barcelona o Real Madrid... ¿le dirías que no?"

"Si están dispuestos a pagar el precio que pedimos, por supuesto que consideraríamos la oferta", sentenció el propio Levy.

Artículos relacionados