thumbnail Hola,

El entrenador admitió que el empate es un resultado que igualmente sirve porque el equipo sigue dependiendo de sí mismo.

"No había más que mirar el vestuario" para comprender el ánimo general del equipo tras el clásico, dijo Jorge Da Silva en conferencia de prensa.

EL ANÁLISIS: "La sensación que nos queda es de poco para lo que hizo Peñarol. Creo que si el primer tiempo termina dos o tres goles arriba estaba bien porque desde el primer minuto el equipo salió con mucha agresividad, tratando de presionar, de abrir la cancha", explicó.

NACIONAL NO LLEGÓ: "En el segundo empezamos a perder la pelota, Nacional nos ganó un poquito más la pelota y se hizo un partido más de ida y vuelta. Lo que recuerdo es un remate de Recoba de media distancia, la pelota que perdió Lerda, alguna pelota en profundidad y nada más", analizó el Polilla, quien admitió que "el punto no termina siendo malo en cuanto al resultado pero a nosotros no nos deja feliz porque lo que queríamos era ganar e hicimos los méritos para ganarlo".

LOS CAMBIOS: Da Silva dijo que demoró en hacer los cambios porque "estábamos muy conformes con el rendimiento del equipo. Con la entrada de Torres equilibramos un poquito más la mitad de la cancha y tapamos a Núñez que se nos había soltado dos o tres veces".

BALANCE: "Llevo ocho meses en Peñarol y analizo lo que es el trabajo, y creo que en este clásico como en el que jugamos el año pasado Peñarol fue mucho más. Lógico que el hincha quiere ganar y no importa si jugas bien o mal, pero yo como entrenador tengo que evaluar otras cosas", concluyó.

Artículos relacionados