thumbnail Hola,

El ex técnico del conjunto bávaro dijo que Guardiola es el indicado para continuar por el camino del éxito, luego de que ayer perdiera la Supercopa alemana ante Borussia Dortmund.

Cuando Jupp Heynckes habla no siempre es fácil medir el nivel de ironía de sus palabras, más después de haber dejado al Bayern Munich tras el triplete que consiguió, que lo puso entre los técnicos más exitosos de la historia de este poderoso equilo alemán. Por eso sus declaraciones nunca pasan inadvertidas, en especial cuando se refieren a su sucesor, Pep Guardiola: "Es un colega increíblemente simpático, muy atractivo, viste de manera increíble, y se hizo cargo de un gran equipo... entonces, ¿hay alguna justificación en contra del éxito?", respondió risueño. ¿Sarcasmo?

El ganador del triplete con el Bayern la pasada temporada -Champions League, Bundesliga y Copa alemana- habló además de la derrota que sufrió el conjunto muniqués ante el Borussia Dortmund, por 4-2, en la final de la Supercopa alemana, y no olvidó las ausencias con las que debió lidiar el entrenador español: "Eso demuestra que en esta etapa el equipo no  puede ser exigido el máximo", justificó Heynckes, para explicar lo difícil que puede ser afrontar un partido de este nivel sin nombres como Franck Ribéry, Manuel Neuer, Dante (ingresó a falta de cinco minutos para el final), Götze y Javi Martínez.

Guardiola, por su parte, había dicho que no tenía "la sensación de que hayan sido mucho mejores", en referencia al Borussia de Jürgen Klopp. Además, Pep también le había mandado un saludo al ex DT del Bayern: "Jupp, te felicito por lo logrado el año pasado, por los títulos y por la manera impresionante como jugaron. Intentaremos estar a tu altura".

"Aún no he hablado con Pep", explicó Heynckes, y dio las posibles razones: "Guardiola señaló a través de Karl-Heinz Rummenigge que deseaba hacerlo, pero yo sé que en la pretemporada hay muchos compromisos, por lo que hasta la fecha todavía no nos hemos visto". Además, el ex DT del Real Madrid admitió el final de su carrera: "No voy a volver a entrenar, ni en un club ni a una selección. Quiero disfrutar la familia y de una vida tranquila. Eso es imposible si estás al frente de un grande". Y cerró: "Creo que es importante estar tranquilo en esta atmósfera del fútbol, y pienso que eso es lo que hice. Voy a ver el comienzo de la Bundesliga desde el living de mi casa".

Artículos relacionados