thumbnail Hola,

El catalán fue presentado en el Allianz Arena como nuevo director técnico del Bayern Munich y, con un buen alemán, dejó frases importantes.

Pep Guardiola volvió al mundo del fútbol. Con un casi perfecto alemán, se presentó ante los medios de comunicación en el Allianz Arena como el nuevo técnico del Bayern Munich. Más de 200 periodistas estuvieron a la expectativa de todos los movimientos y de la palabra del catalán que habló poco, pero fue directo.

"Quisiera agradecer al Bayern por darme la oportunidad de trabajar acá como entrenador", abrió su discurso Pep para saludar a los medios presentes en el estadio del Munich y continuó precisando por qué eligió el Bayern: "Por sus jugadores y su historia".

"Mi tiempo en el Barça fue maravilloso, pero necesitaba un nuevo desafío y el Bayern Munich me ha dado esta posibilidad. Estoy listo para dar lo mejor de mí mismo, ojalá sea una era de orgullo para todos", afirmó Guardiola, acompañado en todo momento por Uli Hoeness, Karl-Heinz Rummenigge y Matthias Sammer.

El ahora técnico bávaro también se refirió a cuáles serían sus sensaciones al enfrentar a su exequipo, Barcelona, el próximo 24 de julio en el partido amistoso que lo reencontrará con su amigo Tito Vilanova en el Allianz Arena: "No sé qué sentiré, será un partido especial para mí. Estoy aquí por lo que he hecho con el Barcelona, estoy seguro que será un buen encuentro. Tres días después jugaremos ante el Borussia Dortmund por la Supercopa de Alemania en Dortmund, así que será un buen test".

"Cuando te unes a un club como el Bayern Munich, siempre tienes que jugar bien y siempre tienes que ganar", aseveró Guardiola, que además habló acerca del triplete conquistado por los alemanes durante la última temporada: "Tengo que aceptar las comparaciones y hacer frente a ello. Tengo mucha presión pero estoy consciente de ello. Acepto este gran reto sin problemas, por eso soy entrenador".

Por último, el exBarça señaló: "Tengo que adaptarme 100% a mis jugadores. La pelota escucha a los jugadores, no al técnico. La gente viene al Allianz Arena para ver a los jugadores, no al entrenador. Los jugadores del Barcelona son diferentes a los del Bayern, el sistema no importa".

Artículos relacionados