thumbnail Hola,

El volante colombiano le envió un mensaje a los aficionados al fútbol en Colombia para que no permitan la violencia dentro y fuera de los estadios.


Querido Hincha:


No puedo creer que los violentos de los estadios sean hinchas de verdad. Son delincuentes disfrazados de hinchas.
Todos los que seguimos con pasión a un equipo de fútbol sabemos lo importante que es vivir esa emoción en el estadio y en nuestras vidas diarias.

Lo que sentimos en el estadio cuando nuestro equipo va ganando o perdiendo es algo que solamente lo sabemos los que necesitamos el fútbol para poder respirar, para poder vivir.

Ser hincha es una pasión y la pasión no tiene lógica.

Somos hinchas por herencia de nuestros abuelos, de nuestros padres, de nuestros barrios, somos hinchas por convicción, por materia prima de nuestro ADN. Nuestros hijos serán hinchas, como nosotros.

Los hinchas son un jugador más desde las tribunas. Cuando los jugadores estamos en la cancha sentimos sus emociones, sus alegrías cuando se gana; sus tristezas y frustraciones cuando se pierde.

Un gol no sería tan emocionante sin verlos a ustedes gozando en las tribunas.

La derrota sería mucho más dura si no sintiéramos la solidaridad y compañía de ustedes.

Sin ustedes los hinchas, el fútbol no existiría, los estadios serían unas moles frías, sin alma.
El fútbol es una pasión, una religión que nos une, que nos divierte. No puedo creer que en el corazón de un hincha verdadero pueda vivir un asesino.

No podemos permitir que la violencia se cuele en los estadios.

Nosotros, los hinchas del fútbol, no podemos permitir que los delincuentes se disfracen de hinchas y nos provoquen.
Si nos gusta el fútbol, no dejemos que los disfrazados de hinchas maten en forma despreciable, como ha sucedido en los últimos días en Colombia.

Vivamos, gocemos el fútbol, pero también hay que proteger las vidas de todos los hinchas, hay que combatir a los violentos infiltrados en el fútbol.

Debajo de la camiseta con los colores de nuestros equipos, todos los colombianos llevamos la camiseta amarilla de nuestra Colombia.

Una Colombia unida por nuestra bandera y por los deseos de vivir en paz en nuestros hogares, en nuestras ciudades, en nuestros campos y en nuestros estadios.

Con todo mi corazón de Hincha.

JAMES RODRÍGUEZ
Mónaco

Relacionados