Real Madrid recibe al Sevilla en su último ensayo antes del Manchester United

Diego López se mide a sus excompañeros dos semanas después de llegar al Santiago Bernabéu. La dupla Emery-Negredo ya le ganó al Real Madrid. Ozil regresa al equipo blanco.
Pasada la jornada de amistosos internacionales, Real Madrid y Sevilla retoman el pulso a la Liga con un partido de los de relumbrón en España, quizás venido a menos en la presente temporada. Y es que mientras uno zozobra a dieciséis puntos del liderato, otro deambula por la zona media de la tabla, sin un objetivo claro ni definido por el que luchar, con la misión de recuperar cuanto antes las sensaciones con el nuevo entrenador, Unai Emery, por si Europa se pusiera a tiro aun sin haberlo merecido mucho en la primera mitad del curso.

Mientras tanto, el Real Madrid jugará obligado por el mal partido cuajado en Granada, por comparecer ante su público, pero sobre todo, porque es la última prueba antes del gran objetivo de la temporada, que no es otro que la Champions League. El miércoles recibe al Manchester United en el que a día de hoy es el partido más importante de toda la temporada, con lo que llegar con buenas sensaciones, y con la parroquia blanca del mismo lado pasa primero por el choque de este sábado ante el Sevilla.

Jose Mourinho recupera a Nacho Fernández además de Mesut Ozil, que visto lo visto es un refuerzo de auténtico lujo para las aspiraciones merengues. No llegará a tiempo Pepe, ni por supuesto Casillas, pero el resto del equipo será más o menos el de gala. Más o menos, porque pueden estar de cuerpo presentes, aunque su espíritu esté a miles de kilómetros de donde estaba la temporada pasada.

Es el caso de los Marcelo, Di María, Higuaín o Benzema. La dupla argentina cuajó un buen partido con su selección este miércoles. Aliviaría mucho que repitieran con la zamarra blanca. Máxime si se uniera algún compañero más. Todos ellos han podido amagar con hacerlo, pero el partido del miércoles es para hombres, y ahí no valen las medias tintas.

El Sevilla por su parte llega sin el lesionado Cicinho ni el sancionado Rakitic, pero sí con un Negredo que regresa al Santiago Bernabéu con más goles en Liga que Benzema y que Higuaín. Ya ganó al Real Madrid cuando jugaba en el Almería junto al propio Emery, y este sábado buscarán repetir machada en su progresión ascendente. Para ello primero deberán superar a Diego López, que hasta hace bien poco era su propio compañero, y este sábado su principal rival.