thumbnail Hola,

Ambos cumplen 175 partidos con la elástica merengue en tres años y medio. La dupla que forman ‘7’ y ‘14’ han jugado el 88%. El corresponsal Alberto Piñero lo analiza

El Real Madrid juega este miércoles ante el Valencia en lo que será el partido número 175 con la casaca merengue tanto de Cristiano Ronaldo como de Xabi Alonso. El jugador que más partidos disputó con el club blanco es Raúl González, con 741, aún lejos de la dupla que forman el de Tolosa y el de Madeira. Claro que ninguno de los dos lleva semejante cantidad de temporadas que acumuló el mítico ‘7’ a sus espaldas. Otra cosa sería si hubieran jugado el mismo número de años a este ritmo. Seguro.

Y es que el dato que de verdad destaca en este particular ‘aniversario’ de Xabi y Ronaldo no es tanto el número de partidos en sí, sino el porcentaje de partidos que han jugado: nada menos que un 88% de los casi 200 encuentros que se llevan disputados desde que aterrizaran hace tres años y medio. Un balance extraordinario, en el sentido más estricto de la palabra.

Pues siempre se ha dicho que el Real Madrid, club grande donde los haya, devora jugadores y entrenadores por doquier. Pocos son los que se salvan de esa trituradora. Y menos aún los que no sólo se salvan, sino que se convierten en referentes. Como el ‘7’ y el ‘14’, más que dignos herederos de sus antiguos portadores. En tiempos de Pellegrini, el técnico llamaba al propio Raúl ‘titularísimo’. Xabi y Ronaldo son los ‘intocables’.

Con más de un gol de media por partido tras 175 encuentros, no se merece otra cosa Cristiano. La dependencia del Real Madrid en él es tan innegable como inevitable tratándose de un jugador de semejante calidad. E idéntica situación con Xabi Alonso, el mariscal merengue desde el centro del campo, el único capaz de heredar los galones que un día dejó desiertos Fernando Redondo. Ante el Celta en Copa, hace dos semanas, estornudó y el equipo casi se constipa. Y aún se recuerdan sus ausencias en partidos como ante el Alcorcón o el Olympique de Lyon en 2009-10.

Mal panorama pinta para el Real Madrid si no es capaz de solucionar ambas renovaciones con prestancia y eficacia, por cierto. Deben ser unos de los principales asuntos en la planta noble de Concha Espina. Y no lo digo yo, ellos mismos, o sus representantes, lo dicen sus propias estadísticas desde que llegaron al club merengue.

Artículos relacionados