thumbnail Hola,
Casillas: “Las palabras ayudan más que el castigo de la suplencia” decía hace diez años

Casillas: “Las palabras ayudan más que el castigo de la suplencia” decía hace diez años

Getty Images

El portero es suplente ante el Málaga por decisión de Mourinho. Hace una década hablaba de que la suplencia le había cambiado la vida

José Mourinho ha removido los cimientos del madridismo este sábado dándole la titularidad a Adán en detrimento de un Casillas que está viendo el partido ante el Málaga desde el banquillo. Hacía diez años, con Vicente Del Bosque al mando, que el hoy capitán merengue no se veía en una circunstancia similar. Una circunstancia que le marcó profundamente, tal y como reflejaba en una entrevista con ABC en mayo de 2003, un año después del último partido que había sido suplente por decisión técnica. He aquí algunos extractos de dicha entrevista:

  • P - Entonces será este el momento de acercarse al club de los que cobran mil millones de pesetas…
  • R - Le repito que no es lo que más me preocupa. Para que yo quiera cambiar el Real Madrid por otro equipo tendrían que pasar muchas cosas, que no jugase, que no contaran conmigo...

  • P - ¿Hay un Casillas antes de los trece minutos de la final de Glasgow y un Casillas después?
  • R - No, hay un Casillas antes de dejar de jugar la temporada pasada y un Casillas después... Esos dos meses y medio de suplente me cambiaron la vida. Me hicieron hombre, me hicieron un poco más malo. Comencé a conocer a las personas, a valorar las cosas. Cuando estás arriba todos te quieren, pero cuando dejas de jugar no eres nadie.

  • P - El portero, sobre todo, necesita confianza, jugar aunque falle...
  • R - Un portero sin confianza no es nadie. Por supuesto que el técnico tiene que decirte si fallas, lo que haces mal, pero si te sientes respaldado te sientes mejor. Las palabras ayudan mucho más que el castigo de la suplencia.

  • P -Del Bosque le ha dicho que no se preocupe por los fallos, que seguirá jugando pase lo que pase.
  • R - No. Eso sería lo ideal para un portero, no sólo para mí. Pero yo ahora me siento respaldado tanto por Del Bosque como por Sáez, que me conoce desde los 15 años, aunque si tuviera cuatro fallos seguidos también pensaría que no se puede vivir del pasado y menos en el Madrid. Si un día me quitaran por esos fallos creería que es justo e injusto a la vez. Pero sé vivir con ello. Si soy portero es porque me gustaba el reto de ser el mejor cuando haces una gran parada o el más malo si te meten un gol bajo las piernas.

Artículos relacionados