thumbnail Hola,

El técnico portugués no quiso entrar en polémicas arbitrales en la rueda de prensa tras el Clásico, alabando el gran partido de ambos equipos

José Mourinho valoró el empate en el Camp Nou ante el Barcelona positivamente, al tiempo que deslizó una crítica hacia el árbitro y otra hacia la gestión institucional del Real Madrid en la reacción arbitral. “El Real Madrid es un club señor y no se puede hablar de los árbitros”, explicó respecto a un derribo de Mascherano sobre Ozil que el portugués consideró penalti.

“Ha sido un gran árbitro que ha cometido un error grave, como yo a veces con los cambios”, indicio Mourinho. En relación con esto, explicó su encrucijada ante la actitud del Madrid respecto al trato arbitral. “Es una filosofía de club y tengo que adaptarme. Hay cosas que podrían mejorar en el Real Madrid, pero también ha cosas que pueden mejorar en José Mourinho”, resumió al tiempo que se encargó de recordar que a el le gusta “la verdad”.

Al margen de la actuación de Delgado Ferreiro, el mánager se mostró satisfecho con lo que consideró un “gran partido en el que los espectadores estarán ya aguardando el siguiente capítulo”.

Mourinho también enfatizó su trabajo en el Madrid en estos dos años en la comparación con el Barcelona. “Cuando llegué el Barcelona estaba a una altura y el Real Madrid a otra. Ellos siguen arriba, en un nivel altísimo y ahora estamos a la par”, explicó. “Quiero continuar. Estoy contento en el club, en la ciudad, con los jugadores y con el proyecto”.

Tras una semana de convulsión y después de retirarlo frente al Deportivo de la Coruña en el descanso y utilizarlo como reserva en Amsterdam, Mourinho valoró la actuación de Ozil. Ante el Barcelona también lo sustituyó en los últimos minutos. “Le he cambiado porque estaba agotado, y estaba agotado porque no está acostumbrado a trabajar tanto”, explicó. “El día que haga este trabajo contra todos los equipos se adaptará fisiológicamente. Hoy ha hecho un gran trabajo, si no lo hace contra el Barcelona en el centro del campo es imposible. Los tres del centro del campo han hecho un gran trabajo".

El partido repartió gloria a partes iguales entre los dos mejores futbolistas del mundo y los más firmes candidatos al balón de oro. “No me preocupa demasiado el balón de oro”, comenzó. “Pienso que debería estar prohibido decir quien es el mejor jugador del mundo, porque estos dos son de otro planeta. Me gustaría que ganara el mío (Ronaldo) porque ha sido campeón de la liga más grande del mundo, pero los dos son fantásticos".

Artículos relacionados