thumbnail Hola,

Dice no querer hablar sobre la actuación arbitral en la temporada puesto que “nadie en el Real Madrid lo ha hecho”, pero desliza estar en desacuerdo con algunas decisiones.

Real Madrid y Barcelona juegan este domingo en un Clásico que parará el mundo. José Mourinho ha comparecido en rueda de prensa un día antes del encuentro con un perfil afable y conciliador, donde ha querido minimizar la importancia del Clásico, de las reivindicaciones políticas, o de la polémica con Ozil. Sin embargo, sí ha dejado alguna sombra sobre las actuaciones arbitrales.

En Sevilla se han quejado amargamente durante esta semana después de que Mateu Lahoz expulsara a Medel por un choque con Cesc Fábregas, y de que no sancionara una mano de Thiago en la jugada que finalizó con el gol de la victoria blaugrana. Y más aún cuando el Comité de Competición sancionó al mediocampista hispalense.

Es por polémicas como éstas por las que el técnico del Real Madrid fue preguntado en rueda de prensa. Por ello y por si esperaba que el caliente ambiente que se espera en el Camp Nou pudiera influir en Delgado Ferreiro. Y sin mojarse del todo, Mourinho sí deslizó no estar de acuerdo con algunas de las actuaciones arbitrales que se han vivido en lo que va de curso.

"Han pasado cosas durante la temporada, pero nadie en el Real Madrid ha hablado de ello y no voy a ser yo quien lo haga" espetó ante los medios de comunicación, manteniendo la línea de buenas formas en la que se mueve el club esta temporada después de que estas dos últimas temporadas fueran constantes las reivindicaciones de corte arbitral, e incluso las reivindicaciones entre los propios miembros del club por ejercer de portavoz ante ellas públicamente.

Sin querer manifestarse más acerca de los árbitros, José Mourinho sí que tuvo un gesto ambiguo al finalizar su comparecencia. “Mucha suerte mañana a los tres equipos” dijo poco antes de levantarse de su asiento, en clara referencia al equipo arbitral.

Artículos relacionados