thumbnail Hola,

El delantero ha marcado tres goles en una semana, siendo clave para la Juventus y recibiendo un estímulo en forma de moral tras sus múltiples lesiones.

Hace unos años, la presencia de Fabio Quagriarella en clubes de media tabla, empezó a ser algo habitual, pero todos ellos le tenían como referente goleador. Así, brilló en Udinese o en la Sampdoria, algo que preveía una gran opción de futuro que acabó por llegarle en la Juventus. Sin embargo, como bianconeri su suerte fue desgraciada, pues simplemente acumuló lesiones que nunca le dejaron rendir a su mejor nivel. Por todo ello, esta semana donde sorprendió con tres goles clave para su equipo, suponen un arreón moral después de tanto trabajo silencioso.

"Me siento muy bien. Especialmente por lo que representa para mí después de tantos largos periodos de lesiones que parecían no tener nunca final. Con paciencia y trabajo duro, si tienes el talento, obtienes la justa recompensa y ahora la disfruto”, dijo el delantero juventino tras marcar dos goles ante el Chievo al micrófono de Sky Sport Italia.

Su nombre hace dudar a la Vecchia de si es necesario reforzar su delantera pero sus tres tantos esta semana, además, han colocado en la línea exitosa a su Juventus, donde pretende seguir creciendo y haciéndose con minutos: "No he pasado de ser una basura para ser una superestrella de la noche a la mañana. Cuando puedo jugar, siempre doy el máximo. Sé que esto es mi trabajo y siempre doy todo. A veces se juega bien, otras veces no tanto pero al final del día te das cuenta de que los pequeños detalles marcan la diferencia”, destacó, dejando constancia de que seguirá en esa lucha diaria.

Artículos relacionados