thumbnail Hola,

El dirigente del Milán mostró su enojo tras la pobre imagen ofrecida por su equipo en el inicio de la Champions League. "Qué espectáculo tan horrible", dijo.

Corren tiempos difíciles en San Siro y el Milán no levanta cabeza. El empate en casa ante el Anderlecht en la primera jornada de la fase de grupos de la Champions y el hecho de que los tifosi celebraran los goles de Ibrahimovic y Thiago Silva para el PSG, en la misma hora que se disputaba el encuentro de los rossoneri, ha terminado por enfadar a Silvio Berlusconi.

Según refleja “La Stampa”, el presidente del Milán, explotó tras el partido y dijo a su círculo más cercano, "¡Qué espectáculo tan horrible, qué vergüenza! Si encontrase a alguien que me quisiera comprar el Milan, lo vendería enseguida".

La situación que el Milán ha sufrido un cambio enorme respecto a la temporada pasada, con la pérdida de varios de los puntales del equipo, jugadores determinantes como los ya mencionados Ibrahimovic o Thiago Silva, unidos a la marcha de jugadores como Cassano, Seedorf , Van Bommel, Nesta, Gattuso, Zambrota o Izaghi.

Demasiadas bajas en un equipo que tampoco ha sabido armarse suficientemente para cubrir esas carencias. Quizá sea una etapa de transición, pero lo que está claro, es que a Silvio, se le está acabando la paciencia.

Artículos relacionados