thumbnail Hola,

El fracaso copero frente al Bradford no ha hecho sino reforzar la ambición del veterano entrenador alsaciano, que entiende las críticas pero afirma "amar" a los 'Gunners'.

Arsene Wenger vuelve a dar un "do de pecho" al frente del Arsenal. La eliminación en la Capital One Cup ante el Bradford, de Cuarta División, no ha hecho sino reforzar sus intenciones y ha insistido en que no piensa dejar su cargo en el banquillo de los 'Gunners'.

Tras el aluvión de críticas recibidas tras el fracaso copero, el alsaciano se muestra decidido a seguir llevando las rienda del equipo de su vida: "Estoy convencido de mi trabajo. Me encanta el fútbol, me encanta este club y solo pienso en dar lo mejor de mí", comentó Wenger a los reporteros. "Sigo decidido y con la misma ambición de siempre. Si no, no estaría aquí, aunque entiendo las críticas de los aficionados cuando los resultados no son los esperados", añadió.

Tal y como revelamos en exclusiva en Goal.com el pasado miércoles, varios jugadores de la actual plantilla del Arsenal han perdido la fe en su entrenador, pero el veterano Wenger insiste en no cuestionar "la actitud y el espíritu" de sus hombres: "Estos jugadores se preocupan por el equipo y lo toman como algo serio. No me planteo su profesionalidad".

Los 'Gunners' tendrán el lunes la primera oportunidad de resarcirse de la eliminación copera. Visitan al Reading en el próximo compromiso de Premier League.

Artículos relacionados